Otro día en Argentina

Teresita Dussart. Copyright. All rights reserved.

2 de Agosto de 2013, desde la Republica Peronista Argentina

 

Dos semanas resistieron. Después de la paliza de la elecciones del 10 de agosto, el gobierno parecía haber tomado las providencias necesarias frente a un mensaje diáfano. La corte de la Señora, así como ella misma, amagó  convertirse a la normalidad. pero no duro. El primer resquebrajo irrumpió las Aguas, solapadamente mansas después del programa Periodismo Para Todos, del periodista Jorge Lanata. Edición que venía como un programa de promoción turística, un especial Seychelles, y no merecía ese inaudito desmentido, realizado al aire. El desmentido le agregó valor a una investigación inacabada. Un twitter evidentemente escrito antes de que salga al aire el programa, como para aclarar el uso que se hace del aparato de inteligencia en este país. Donde verdaderamente retomaron las añejas costumbres del kirchnerismo y tomamos cabida que la persona cabal se reconoce en Argentina por su capacidad de desesperar ininterrumpidamente, fue cuando fue emitido un twitter desde la Casa Rosada, con ese sesgo atrabiliario y las soeces habituales, comunicadas a las casas de gobierno del mundo entero además del común de los mortales. Pero el plato fuerte llego con Lan, la compañía aérea chilena, cuando le significaron como a un inquilino indelicado que iba a ser desahuciada en un plazo de diez días de su hangar de Aeroparque.

Es una buena noticia que la inocencia siga siendo de nuestro mundo pero realmente alguien se extraña? Si se le quita la dimensión endocrinológica a la Señora que hace las veces de Presidente, es una peronista ortodoxa y sus muchachos de la Cámpora aplican las recetas que hicieron el ocaso del país disciplinadamente, y nadie, después de tantas décadas, puede hacerse el distraído. No hay nada nuevo. En este país confiscar es luchar contra el “Imperio”, aceptar la competencia, ponerse a nivel, implementar reglas claras, imponer seguridad jurídica es admitir que el liberalismo es bueno.  Antes de invertir en Argentina habría  que capacitarse del acervo peronista. En el peronismo la lucha de las clases (parte del catequismo) es contra la “oligarquía” (básicamente cualquier persona que no esté de acuerdo con el peronista de turno) pero por sobre todo contra el extranjero.

Desde los filofastros encargados de proveer el trasfondo ideológico al régimen, Hernández Arregui ayer, Aldo Ferrer hoy, entre otros, reconocerle el derecho a invertir, prosperar, contribuir al crecimiento al extranjero es desmentir el relato del Mito Gaucho, de su autarquía, de su presunta superioridad cuya demostración se hace esperar pero es solo cuestión de confiscar más y más rápido. Por más que la señora espetó ayer que se está mejor en Argentina que en Australia o en Canadá, y hoy una de sus funcionarias más guasonas, Deborah Giorgi, haya rematado, durante la cumbre del Council of American en Buenos Aires, afirmando que Argentina está mejor que Estados Unidos o España en materia de desempleo, tomá! la realidad se resiste.

El frente de resistencia no implica conciliación de clases sino unidad patriótica contra la clase vendida al extranjero, es decir un caso particular de la lucha de las clases“, dice Hernández Arregui. Nacionalizar y o atosigar las empresas extranjeras es parte de la metodología peronista, para luego poder “Vivir de lo nuestro” (titulo de un libro de Aldo Ferrer). ” Hernández Arregui tanto como Aldo Ferrer son el cáliz del cual se abreva este gobierno y sus muchachos, además de las coimas en las cuales devenga la propedéutica de la fuerza bruta aplicada a la economía.

Por eso cuando Miguel Gallucio clama, el mismo día que Lan busca escudarse en la justicia argentina: “necesitamos muchos Chevron en Argentina”, en alusión a la inversión del grupo energético americano, inversión incomprensible después de la reciente confiscación del grupo Repsol, bien harían todos los chevrones potenciales de mirar y apreciar lo que  podría ser un vivir con lo de ellos cuando hayan sido confiscados como delincuentes. Basta con imponerse de los casos argentinos de la corte internacional de arbitraje del Banco Mundial.

Nadie mejor que el viceministro de Economía, el niño viejo del gobierno, Axel Kiciloff resumió el repudio epidérmico al estado de derecho, y eso que enfrenta reales dificultades a la hora de cerrar un frase sujeto verbo complemento; “la seguridad jurídica es un concepto horrible”. No es un traspié retórico o una pedantería más de alguien que aspira al Nobel de Economía un día. Lo piensan de verdad. Queda claro? Repito: lo piensa de verdad. Argentina vive a contramano del mundo, esto es la tautología peronista. No conoce senescencia, atraviesa el tiempo, es inmune a cualquier crítica y las coyunturas lo dejan de yeso.

El capítulo Lan podría dejar a miles de persona sin empleo, si el gobierno no da un paso atrás, cosa que nunca hace. Esas olas de pobreza que se van creando, episodio aberrante tras episodio aberrante, no son como la marea que va y vuelve. La pobreza está para quedarse e ir a engrosar las villas miseria. El inversor no.

 

Teresita Dussart Copyright. All rights reserved.

15 de Agosto de 2013, desde la Republica Peronista Argentina

La presidenta Cristina Fernández arribó tarde a la asunción del presidente Horacio Cartes, de Paraguay. Fiel a su estilo ramplón y la idea muy augusta de su persona, la representante de Argentina se ilustró de vuelta marcando el poco caso que hace, ya no tanto del protocolo, sino de la simple cortesía. No ha habido cumbre internacional a la cual la esposa del fallecido Néstor Kirchner no haya llegado con retraso, debido a una sesión de camarín alargada o algún quehacer de índole no apta para el comunicado oficial. Son muchas las anécdotas que circulan en la esfera diplomática en Buenos Aires sobre los incidentes padecidos por dignatarios. Durante los festejos del Bicentenario una delegación canadiense del más alto nivel no logró pasar el umbral de la Casa Rosada, no obstante las lagrimas de la Embajadora de ese país, porque la intendencia “no los tenía en la lista”. Durante esa misma conmemoración, los Embajadores fueron invitados a subirse a un autobús para asistir al desfile. Pero cuando llegaron al lugar indicado, no había palco previsto para ellos. En la vereda, perdidos entre la gente, sin poder ni avanzar ni retroceder, decidieron al cabo de un momento indefinido subir en el vehículo. Después de más de una hora de espera, se acercó una funcionaria que se presentó de esta manera: “no sé ni porqué tengo que estar explicándoles esto a ustedes… “, delicada declaración seguida por algo que tenía que ver con la Leyenda Negra y los pueblos colonizados, independientemente de las nacionalidades allí representadas por el cuerpo diplomático. Finalmente tuvo la gran idea de llevar a los Embajadores a asistir a… una cena de tango show. Como aquellas a las cuales se llevan las hordas de turistas en pullman. Nunca nadie presentó, si no una excusa, algo que se parezca a una tentativa de explicación. Un embajador europeo estuvo esperando tres horas antes de ser recibido por la “Señora” para presentar sus credenciales. Desde entonces vive removiendo hilos denodadamente y tejiendo intrigas en su cancillería para conseguir otro puesto. Otro embajador, también europeo cubriendo Uruguay y Paraguay además de Argentina, se hizo cargo personalmente de disuadir a un ministro de primer plano de su país de visitar Argentina; la región sí pero no Argentina, para no tener que cargar con los reproches debidos a los malos tratos que no depararían con experiencias previas, suyas o de otras legaciones. Las anécdotas abundan.

La pareja Kirchner no practica ninguna otra lengua que no sea el criollo y pasados los cincuenta años no habían viajado más allá de Buenos Aires, que era lo más exótico a lo cual se atrevieron. Y no fue por falta de posibilidades económicas. Los negocios realizados durante la dictadura les garantizaba poder dar la vuelta al mundo varias veces si tal hubiese sido su aspiración. Su desconocimiento del mundo y de su propio país era total hasta llegar a la magistratura suprema. Por lo cual aquello que se llama protocolo, un código consubstancial del cosmopolitismo, les es totalmente extranjero, y no hay modo de hacerles entender que no es un lenguaje vernáculo, sino lo propio para mandar sendos mensajes entre naciones.  Ese cosmopolitismo es parte de las cosas que ni se improvisan ni se compran. Argentina está gobernada por una familia de barrio de una ciudad de provincia austral totalmente desconectada del mundo: viuda, hermana, suegra, madre e hijos superan en prerrogativa cualquier portafolio del más técnico al más político y chupamedias. Todos reunidos no superando, huelga aclararlo, el promedio del bachiller. Sería un buen ejercicio hacer pasar a los futuros presidentes exámenes de conocimiento del mundo, así como se hace en entrevistas televisivas a los candidatos en las naciones democráticas. No sólo por evitar esos momentos bochornosos de grosería y chauvinismo vacuo, sino porque del conocimiento del mundo y del decoro para con los otros depende la buena gobernación.

 

25 de Julio de 2013, desde la Republica Peronista Argentina.
El oscurantismo religioso criollo es inconmensurable. El “religión o muerte” de Facundo Quiroga no es un eco a lo lejos. Es un grito del presente. Tres días de transmisión casi integral de todos los gestos del Papa desdibujan una republica de fundamentalistas religiosos. De una religiosidad pobre, supersticiosa, mágica. Falta que le agreguen al Papa duendes y la efigie del Gauchito Gil. La parvedad intelectual, la lisonja, mojigatería de los comentarios con los cuales fueron retransmitidas, hasta el hartazgo, cada una de sus intervenciones públicas, con los acentos del milagro de Fátima, hasta resultan contra productivos para el proprio Pontífice. Para imponerse de las líneas directrices y subsecuentes análisis hay que escuchar, leer o mirar medios extranjeros. Desde luego, esta republica no podía bajo ningún concepto ser la de Rivadavia y menos la supuesta “nueva Atenas” de San Martin.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: