Aclaración sobre la Dr. Miriam Areco (Asunción)

En este blog no le tenemos miedo a la información polémica, y por decirlo de modo abrupto no le tenemos miedo a nada. Pero cuando se trata de notas de investigación no sale nada que no sea respaldado por prueba documentaría y el pertinente análisis. Podemos observar que ciertas personas figuran con llamativa recurrencia en determinado mapa de contactos y eso nos llame la atención, pero si no difundimos conclusión alguna al respecto es porque pensamos que se trata de un dato prematuro, inconducente, tal vez incierto.

Sobre el caso de los “lingotes de oro” sobre el cual se ha publicado en este blog varias primicias, empezando por el hecho que siempre supieron las partes, fiscalía del Dr. Aldo Cantero incluida, que no era oro; también me referí a las extorsiones que padeció el señor Marc Didier durante su estadía forzada en Paraguay las cuales fueron objeto de una nota aparte, “Once meses en el infierno judicial paraguayo.” Pero nunca me nombró el caso del presunto acercamiento de la abogada Miriam Areco, ni de ningún Senador paraguayo, en el marco de esa propuesta de tráfico de influencia y corrupción, con el objetivo de dar por cerrado el caso. Ello a pesar de las muchas horas de entrevista e intercambios. Eso solo salió en la prensa paraguaya está semana.

Me desolidarizo contundentemente de toda publicación que afirmaría cosas que yo no hubiese considerado dignas en su estado de ser publicadas o de las cuales siquiera tuve conocimiento durante mi investigación en Asunción.

Teresita Dussart

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: