Además de traidores son cobardes

©Teresita Dussart. Todos derechos de propiedad intelectual y reproducción resevados.

Cataluña nunca fue independiente y su historia siempre fue la de una provincia de retaguardia. El catalanismo vale por el precio que se fija a sí mismo y es su soberbia y no su pasado que genera las condiciones de prosperidad merced al chantaje crónico impuesto al resto de España.

Lo que sí innovo el catalanismo radical es el haber sabido desarrollar como ningún otro movimiento independentista europeo coetáneo una postura victimista. El héroe catalanista es un anti héroe por antonomasia. Su poder se desprende de la falsificación de la historia abocada a la construcción de un relato de sometimiento. Nada nuevo bajo el cielo: todos los populismos, antes de transformarse en totalitarismos parten de un postulado victimista que los vacuna en salud de todo cuestionamiento, mientras van subiendo en potencia, asonada tras asonada.

Por eso no es de extrañar que el 26 de Octubre en el Parlament a través la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) se haya registrado el manifiesto más cobarde de historia política mundial. Pasando sobre su carácter ilegal, tal procacidad hubiese ameritado que sus autores procedan públicamente. Hacer algo de tan osado; haber destruido tanto; roto irrevocablemente o por lo menos durablemente lo que hacia la receta de la prosperidad de Cataluña; haber hecho volar en el aire todas las promesas de inversiones; haber impulsado al exilio 1800 empresas; irrumpido con la mayoría de los proyectos de cooperación cultural; generado desconfianza y hasta enemistad entre las fuerzas de seguridad del Estado central y los Mossos de Esquadra en un contexto de riesgo terroristico altísimo; haber hecho chocar todos los trenes en mismo tiempo; generado un párate a la industria del turismo y mucho más estragos, ¡todo ello por alcanzar una meta finalmente no reivindicada! Es la idea misma de la locura, una forma de bipolaridad colectiva.

Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, después de haber participado proactivamente de cada etapa de la hoja de ruta del golpe de Estado, desde el referéndum bananero del 1 de 0ctubre, pasando por la propaganda equiparable al hoax de los muertos de Timisoara de 1989, con los “800 heridos” por la “represión” y las “agresiones sexuales” que no fueron; clavó su “disputa” contra el clero catalanista en su muro de Facebook  “No en mi nombre: ni 155, ni DUI.” ¿Bipolaridad, aterrizaje forzado a la  realidad: cómo se explica?  Las referencias de los setenta iberoamericano, muy pregnantes en el discurso de los halcones del catalanismo son todas de índole populista y el populismo no es sino la expresión de una histeria transferida al ámbito político.

Ni los miembros del gobierno más emblemáticos, ni siquiera el propio Jefe del Generalitat Carles Puigdmeont hicieron público su voto. Lo ocultaron para evitar futuras denuncias judiciales de España, Estado del cual dicen independizarse. Se debe deducir que estarán dispuestos a renegar de la proclama si la justicia lo demanda. ¡Qué manera de entrar y salir a gachas en la Historia! Cataluña nunca ha sido independiente y tampoco lo ha merecido.

Reacción internacional

Represión, es la palabra clave de una la hoja de ruta que fue escrita para atraerse la simpatía de la opinión pública internacional. El radicalismo catalanista está profundamente convencido que el resto del mundo comulga en su misma hispanofobia. Hoy se les ha reiterado un implacable desmentido. La solidaridad del mundo va hacia España, de la cual hace parte Cataluña. Tras la proclamación del DUI y después que Mariano Rajoy dispusiera de la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna y del cese de Carles Puigdemont y varios otros cargos del gobierno autonómico, las reacciones de respaldo por parte de la comunidad internacional fueron unánimes.

La más rápida fue sin lugar a dudas la del Presidente Emmanuel Macron: “Tengo un interlocutor en España y es el Primer Ministro Rajoy. Hay un Estado de derecho en España, con reglas constitucionales. Él quiere hacerlas respetar y tiene mi pleno respaldo”. El canciller italiano, Angelino Alfano fue aún más contundente en un tweet: “Inaceptable declaración unilateral de independencia catalana. Nuestra confianza al gobierno español.” A medida que pasaron las horas desde Alemania, Canadá, Estados Unidos un claro consenso se despegaba.

La cancillería argentina por su parte manifestó en un comunicado su preocupación, cometiendo un error de interpretación de fondo: “  El Gobierno argentino continúa analizando con preocupación la delicada situación por la que atraviesa el pueblo español y la declaración de independencia proclamada por el Parlamento de Cataluña, que el Gobierno español ha declarado ilegal.” reza el primer párrafo.

No es el gobierno español que la declara ilegal son los tribunales, la Constitución y el Código Penal, en particular el articulo 472 quien castiga quien se alzara violento y públicamente para declarar la independencia. La aplicación del articulo 155 ha sido discutida y consensuada entre todos los grandes partidos españoles.

 

Sobre el mismo tema en este blog:

https://relacionesinternacionales.co/2017/10/02/el-golpismo-catalan-bajo-influencia-de-una-cierta-argentina/

 

 



Categorías:ESPAÑA

Etiquetas:, , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: