Según Stiusso, el ex patanegra Barreda tuvo en su garaje la Trafic de la Amia

©Teresita Dussart. Todos derechos de propiedad intelectual y reproducción protegidos.

La detención el jueves pasado de Diego Enrique Barreda, junto a un clique de malos sucios y feos socios de la feria conocida como “La Salada”, en Lomas de Zamorra, provincia de Buenos Aires, vuelve a poner el énfasis sobre la tesitura sumamente consolidada del crimen argentino este último cuarto de siglo. La Salada es una suerte de tianguis bonaerense donde se encuentran topo tipo de chucherías de mala calidad, alimentos, ropas y fármacos caídos del camión, el todo intercambiado dentro de un sistema comercial donde lo que se impone no es la mano invisible del mercado, sino la mano negra de la mafia, el robo y el contrabando.

Más que mano negra, Barreda es un ex Patanegra que tuvo un rol protagónico dentro de la camada de policías bonaerense co-autores del atentado de la Amia el 18 de Julio de 1994. Diego Enrique Barreda, el que fuere ex oficial Sub Inspector de la Comisaria Tres de Febrero décima, de la localidad Sáenz Peña, en Provincia de Buenos Aires, junto con Mario Norberto Bareiro, afectado por su parte a la División Automotores de Vicente López, entre otros puestos, siempre en el Partido de San Martin y siempre en las huellas del capo Juan José Ribelli; son quienes acorde a testimonios extremadamente contextualizados y circunscritos -, mucho antes de que lo confiese el ex jefe de los espias argentino-, se encargaron de recibir la Trafic que fuera luego utilizada para la explosión de mutual judía, de manos del que entonces era amigo, Carlos Telleldin o quien por lo menos tenían el cargo de proteger y vigilar para la Side, el sector 85 y la Policía Bonaerense, que era la misma cosa. Proteger y vigilar debiendo ser entendido como asegurar que pague en proporción de lo que recaude. En el curriculum criminal esa fue sin lugar a dudas, la mejor preparación profesional para abordar luego La Salada. Carlos Telleldin en ese momento hacia dinero en una variedad de negocios criminales, entre los cuales, la duplicación de vehículos robados.

Ese era uno de los mayores misterios de la investigación: donde estuvó el vehículo en la fase transitoria en que es cedida por Telleldin y antes de ser cargada de los 300 kilos de amonidal y partir rumbo a su objetivo terrorista.

Pero lo más importante es lo que declaró al respecto el ex jefe del contraespionaje argentino, Horacio Antonio Stiusso. En su declaración a puertas cerradas ante el Tribunal Oral Federal 2, del juicio conocido como Amia II, Stiusso afirmó (¿confesó?), por primera vez, tras 22 años de la no resolución del atentado, que la camioneta Trafic estuvo aparcada en el garaje de Barreda. Ese era uno de los mayores misterios de la investigación, saber donde estuvó el vehículo en la fase transitoria en que es cedido por Telleldin y antes de ser cargado de los 300 kilos de amonidal y partir rumbo a su objetivo terrorista. Queda como un disparate que Stiusso no lo haya revelado antes. Siendo él, el despachante de todos los deberes de investigación, ya que Argentina no tenía y sigue sin tener policía judicial, por lo cual los actos procesales de investigación son todos derivados a las fuerzas de seguridad y servicio de inteligencia, entonces la Side.

El ex jefe de espías argentinos no se conformó con entregar esa información capital para el esclarecimiento del hecho, que bienvenida hubiese sido de llegar hace veinte años cuando se encontraban detenido Barreda, Ribelli, Telledin y acólitos. Además, agrego que la famosa abolladura de la Trafic fue hecha por el propio Barreda, intentando aparcarla. Esa abolladura fue muy investigada por el ex juez Galeano, el cual hizo declarar un testigo al respecto y toda su familia, un tal Schonbrod.

El ex socio de Carlos Telleldin, Hugo Antonio Pérez en su declaración del 21 de junio de 1996, decía lo siguiente: “Si alguien tiene que saber respeto de la entrega de la Trafic, son Ana {Boragni}, Carlos {Telleldin}, y los de la Brigada de Vicente López, principalmente Bareiro y Barreda.

Cuando Carlos Telleldin vuelve de Misiones donde se había fugado después del atentado, los dos suboficiales bonaerenses, Barreiro y Barreda son quienes lo van a buscar a Aeroparque para darle la letra de lo que tiene que declarar. En las horas previas a la detención de Telleldin están Bareiro y Raúl Ibarra, también de la Brigada de San Martín en casa del cordobés,  también conocido como el “Enano”. Barreiro, Barreda, Ibarra son todos soldados de Ribelli y del sistema político provincial que los amparó, como mínimo. Una de las grandes operaciones de hundimiento de la causa, tiene si no Barreda, seguro Bareiro como protagonistas. Se trata del briefing del asesino Ramón Emilio Solari, formateado dentro de la comisaria de Vicente López, donde se encuentra detenido en ese momento para aportar un testimonio que aleje los fiscales Eamon Muellen, José Barbaccia y el juez Galeano de la pista Telleldin.

En su declaración ante el TOF 3 hace un año {ver en este blog: El gran destape}, el ex fiscal Eamon Mullen, imputado como todos los investigadores por aquella querella paradójica que no es sino la mismísima mafia terrorista que hubieron de investigar, hace hincapié sobre algunos apellidos.  “Pero no sólo estaban estos dos policías [Diego Barreda y Mario Barreiro] en la noche del 26 de julio del 94 en la casa de Telleldín, sino que también se hizo presente otra persona que había trabajado para {Crio PBA Mario} Naldi: Anastasio Irineo Leal. ¿Qué hacía Leal esa noche en la casa de Telleldín? El mismo Leal, alias ‘Pino’, que Telleldín dijo que había integrado el grupo de policías que se llevaron la Traffic de la casa de República al 100 el 10 de julio de 1994. “

Barreiro, hoy consultor empresarial en la zona de Santos Lugares, entre otras actividades, fue condenado por pertenencias de armas de guerra por un tribunal de San Martin el 14 de julio de 1996.  Bareiro habría sido un enlace con un apodado “el Gordo”, entonces chofer de Eduardo Duhalde según una información que nunca pudimos corroborar. Ese mismo chofer con amplios vínculos con el ex carapintada Jorge Pacifico, el cual estuvo presente antes del atentado con otros miembros del entonces Modin, en la esquina de la calle Pasteur, a modo de asistir a distancia prudente al asesinato de 85 personas. {Ver en este blog: Amia parte II, Víctimas de una matriz criminal aún vigente}. Con esos vínculos históricos no es de extrañar que Barreda pueda controlar la Salada, hacer buenas migas con gentuza como la Doce {división homicida subvencionada de hooligans del partido de futbol Boca}, con el punterismo peronista bonaerense, con el ex Secretario al Comercio exterior Guillermo Moreno y el Papa Francisco. La asociación ilícita viene de lejos y con el tiempo y merced al pasaje por el kirchnerismo y sus aluviones, hasta se hizo licita en gran parte.

Varias veces en este blog, buceando en el expediente Amia, hemos dicho y repetido que la causa Amia es un revelador de la mafia bonaerense. No hay un resquicio de la vida político criminal, un hecho de terrorismo, narcotráfico, desaparición de personas, crímenes de derecho común, tráfico de precursores químicos, mafia de la aduana, triple crimen (General Rodríguez), doble crimen (colombianos del Unicenter) no alcanzado por los tentáculos de esa red mafiosa. Un hecho en los portales de noticia del cual los elementos protagónicos no ostenten un desempeño clave, o algún vínculo orgánico, aunque sea en sus factores de encubrimiento con lo que fue la conexión brigadas o armas y sus sobrevivencias en las fuerzas de seguridad e inteligencia, hasta la fecha activa. No por nada a todos los que la investigaron, les fue muy mal.


Sobre el mismo tema en este blog:

Ver notas sobre el mismo tema en este portal en el rubro: Amia

Telleldin: “Si no fuera por el pago tendríamos perpetua”

Unidad de crimen organizado al más alto nivel

Amia II Movimiento Evita dirige la partida

Amia I ¿Quién cómo y porqué organizó impunidad para los terroristas?

Amia parte II Víctimas de una matriz criminal aún vigente

Amia parte III Relaciones internacionales entre el esquema terrorista local y el Hezbollah

Amia parte IV De la Amia a Sueños Compartidos pasando por el Triple Crimen

Galeano pide la reapertura de las causas contra la mafia bonaerense

La Mafia Bonaerense, retranscripción conferencia Universidad de Bologna, sede Argentina.

 

 



Categorías:AMIA, Corrupción, Terrorismo

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: