Once meses en el infierno judicial paraguayo

Marc Didier en el marco de un breve pasaje por Buenos Aires tras su sobreseimiento.

©Teresita Dussart Todos derechos de propriedad intelectual y reproducción protegidos

El empresario belga dueño de la empresa de taxis aéreo Best Aircraft Deals LLC de Florida, Estados Unidos, que fuere acusado en agosto de 2016 en Asunción, por las autoridades paraguayas de ser parte de un esquema millonario de contrabando de 485 kilos de oro, información que dio la vuelta al mundo el año pasado, siendo el oro en realidad una chatarra, acaba de ser sobreseído. Inicialmente acusado de contrabando, hecho por el cual fue sobreseído en abril pasado y luego de estafa por duplicación de la misma causa; Marc Didier acaba de recibir el sobreseimiento definitivo. En pocos horas el belga se reencontrará con su familia en Estados Unidos, después de once meces de privación arbitraria de libertad. Una ordalía, adaptación guaraní de la obra “Midnight Express”como referencia de arbitrariedad judicial y de infierno carceral.

En ese universo kafkiano, la única luz fue la intervención de la fiscal Carmen Gubetich de Cattoni, la cual cerró la causa Nª986/2016 por ser un objeto judicial sin hecho y sin víctima. La última fiscal articula en su solicitud de sobreseimiento al ministerio publico hechos que fueron desplegados en este blog, en una nota del 6 de marzo de 2017, “Trampa mexicana en Paraguay (ver enlace). Si hubieron hechos y los hubo, estos no movilizaron la justicia paraguaya hasta la intervención de Gubetich. Hasta ese momento, lo único que parece poder explicar el hostigamiento, fue el sacarle todo el jugo posible a un justiciable con recursos económicos alentadores.

En una entrevista al diario ABC, publicada la semana pasada, Didier aseguraba haber pagado desde su arresto en Asunción, hace once meses, 400.000 dólares en respuesta a una ingeniería corruptiva sin precedente, incluso comparándola a los estándares en otras zonas del mundo dotadas de sistemas judiciales gangrenados por la corrupción endémica.

El esquema corruptivo permitió a fiscales, jueces, abogados y varias administraciones facturar multas fantasiosas, cobrar honorarios por servicios no prestados, exigir “regalos” a través de la extorsión y del chantaje. En el fondo Didier hizo lo que tiene que hacer cualquier justiciable paraguayo, solo que en su caso el aliciente coercitivo fue multiplicado por el coeficiente “gringo”. Ya en la entrevista otorgada en exclusiva a este blog, Marc Didier contaba que no pasaba una semana sin que recibiese la propuesta de un “operador” que por una cierta suma le aseguraba tener “todo solucionado”.

El precedente que deja el caso Marc Didier es la exposición a nivel internacional de una maquina judicial ubuesca. Su pesadilla empezó cuando aterrizo en Asunción, el 4 de agosto de 2016 acompañando su cliente, el mexicano José María Salazar y el sequito de ese último, para un vuelo de demostración a bordo de un Gulfstream III, matriculado N111FA. El contrato con el cliente era perfectamente transparente, lo cual consta en el expediente paraguayo. Las identidades de los pasajeros habían sido transmitidas a la administracición de Homeland Security. Didier y su familia residen desde hace 37 años en Estados Unidos. Su empresa es americana. Es solo tras obtener el visto bueno por parte del equivalente del ministerio de seguridad estadounidense que el propietario de la aeronave acepto proceder al vuelo.

Salazar dueño de la sociedad Sámano S.A de C.V en Reynosa, estado de Tamaulipas, México, resultó estar indubitablemente envuelto en un esquema de fraude, probablemente a fines de blanqueamiento de dinero. Esquema que consistió en comprar broncelina en Paraguay -, 485 kilos de pedruscos -, y venderlos como oro. Es en todo caso lo que dice irrefutablemente el expediente al cual relacionesinternacionales.co tuvo acceso. Fraude que se debía perpetrar a través de entidades creadas ad hoc, primero para la supuesta extracción del mineral, luego la mascarada de logística y papelerío para transportar el falso oro y por fin para su venta a un cliente en Hong Kong. Cliente, el cual pudo ser potencialmente víctima de Salazar o cómplice de una trama más compleja. El Ministerio de Industria y Comercio emitió un documento, el cual este blog también se procuró certificando que se trataba de broncelina. Es decir que cuando Salazar hablaba de oro a su cliente en Hong Kong, sabía que estaba traficando chatarra. Esas empresas eran “San Cayetano Minería”, “Allianz” y “He Meng International Group” en Hong Kong. Publicamos en exclusiva en este portal los documentos aferentes, donde figura la firma de Salazar además de otros documentos propios a la realización de una doble defraudación (contrabando, estafa), triple si se incluye el lavado de dinero.

A pesar de la masividad de las pruebas, Salazar fue sobreseído en un tiempo récord, el 16 de diciembre 2016 obviando hasta el documento de Migraciones que demostraba que había arreglado todos los detalles del esquema de fraude y lavado durante un viaje anterior. La justicia paraguaya supó en su caso interpretar la ceguera no como condición de la imparcialidad sino como el no ver las pruebas que molestan. A partir del sobreseimiento del mexicano, la justicia lo substituyó lisa y llanamente por el propietario de la compañía de aviones, de alguna forma el chofer de Salazar, en el papel del malo.

Es así como el belga, paso varios meses en cárcel al umbral del penado de Tacumbú, conocido como el penitenciario más peligroso de América Latina. Allí Didier tomó bajo su ala protectora la defensa de varios detenidos, algunos culpables otros no. Protección filantropíca que mantuvo tras su liberación. Pero también por instinto de sobrevivencia. Solo a ese precio pudo salir vivo de un universo penitenciario donde el papel higiénico, las mantas, la comida, el agua se pagan y la vida no vale nada.  Pasó unas semanas en detención domiciliaria y luego fue retenido en Paraguay durante meses que podrían haberse transformado en años. La corrupción y el arbitrario se cobraron de un último detalle. Cuando Didier cruzó la frontera terrestre estaba provisto de su pasaporte belga y de la decisión de sobreseimiento, no obstante, tuvo que pagar una multa ficticia por haber excedido su plazo migratorio.

El caso Marc Didier crea una alerta para todo aquel que contemplará hacer negocios en ese país. Tras la publicación de la nota en ABC, la semana pasada, la Corte Suprema de Justicia, a través del Consejo de Superintendencia de Paraguay remitió un informe al Ministerio Público y exigiría que sea hecha toda la verdad sobre la masividad de la corrupción, según informo el mismo diario.

Del caso que será hecho de esa investigación y de las indemnidades que serán o no revertidas a Didier, se juzgará cuan seguro es adentrarse en ese país, sin miedo de verse envuelto en una seudo investigación por contrabando de chatarra, o de cualquier otra estafa judicial fantasiosa o peor, de prestarse a pagar los platos rotos de algún miembro del crimen organizado transnacional provisto de buenas conexiones locales.

A pesar del sobreseimiento de Didier, no deja de preocupar que el fiscal Aldo E. Cantero Colman, el mismo que pidió el sobreseimiento de Salazar, sea también quien actúe en otras causas sensibles, como la del último asalto de Prosegur en Ciudad del Este. Un malísimo indicador para un país cuyo boom inmobiliario debe mucho al blanqueo de activos proveniente del narcotráfico y que parece tratar mejor lo actores de ese rubro, que los protagonistas del negocio regular.

 

 

Trampa Mexicana en Paraguay, 6 de marzo, 2017

https://relacionesinternacionales.co/2017/03/16/trampa-mexicana-en-paraguay/

The paraguayan trap, 23 de marzo, 2017

https://relacionesinternacionales.co/2017/03/23/the-paraguayan-trap/

 



Categorías:Latin America

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: