Los rebeldes “moderados” por su nombre

shaker-al-absiTeresita Dussart© Todos derechos de propriedad intelectual y de reproducción reservados

El termino genérico “rebeldes moderados” fue un excelente label para instalar en la opinión pública la idea de una homogeneidad de la “oposición” a Bashar al-Assad y así limar las asperezas sobre el origen de cada grupo presente en el teatro de las exacciones humanitarias y crímenes de guerra . La pereza intelectual, la ausencia de corresponsales en el terreno, y menos de mensajeros no condicionados, hizo que el terminó se expandiera, causando un terrible desperdicio analítico en la apreciación de las fuerzas en presencia, su identikit y agenda.

Los primeros en llegar al teatro sirio fueron los grupúsculos yihadistas presente en algunos campos de refugiados libaneses. El grupo Fatah-al Islam fue uno de ellos, presente aun antes del autoproclamado Ejercito Libre Sirio (ELS) conformado el 29 de julio de 2011. No es el único batallón con raíz palestina. El dirigente del Fatah-al Islam es Shaker al Absi, aquel que en 2002 asesinó al diplomático americano Laurence Foley en puesto en Amán, Jordania. Los halcones del Partido Democrático, ultra rusófobos que se congraciaron de la muerte del embajador ruso Andreï Karlov, en Ankara, se olvidaron que sus protegidos de hoy son los que ayer asesinaban a los suyos en Amán o Benghazi y volverán a hacerlo, por motivos expresados con la misma retórica de odio a Estados Unidos, a Rusia, a Francia, a Israel, al mundo.

El Fatah al-Islam tuvo varios jefes a medida que éstos fueron ejecutados en las guerras internas a los grupos salafistas o por fuerzas externas. Lo que no cambió fueron los financiamientos externos saudíes y americanos.

Se trata de un grupo abiertamente internacionalista con tropa mixta de norteafricanos, bangladesíes, chechenos, yemenitas sunníes, obviamente, además de los palestinos, con explícitas y orgánicas relaciones con el Frente Al Nusra, es decir Al Quaeda. La imagen de Osama Bin Laden es parte del referente gráfico de la propaganda del Fatah. No es algo que hayan buscado disimular.

De los muchos grupos presentes en el territorio, lo interesante del Fatah al Islam es que demuestra la ruptura del terrorismo islámico con sus organizaciones matrices nacionalistas y geolocalizadas. Los primeros grupos palestinos eran a menudo de inspiración, si no marxista leninistas como los fundadores del OLP y Fatah, laicos en todo caso.  La radicalización pasó por la reconfesionalización wahabita durante los 90. Los campos de palestinos en Libano, como los de Aïn el Héloué y Nahr el Badr, ya no miran tanto a Israel, que sigue siendo un Estado a destruir dentro de lo que no deja de ser su delirante cosmogonía, pero no mucho más que otro estado “infiel”: India, Europa, Irán.

Lo mismo se puede decir del terrorismo checheno, muy presente en Siria a través de grupos como Jaish al Muhajireen wal Ansar (Ejercito de los Emigrantes y Defensores). El objetivo ya no es “liberar” un territorio, el objetivo es derrocar el Estado takfir y matar a tantos infieles como sea posible, reconstruir un estado islámico o califatos sobre las ruinas y destronar la democracia como valor “infiel”.

Sirianización de superficie

Claro que durante el conflicto de cinco años en algún momento esos grupos tuvieron que sirianizarse, en apariencia, para ser creíbles en su lucha contra el “tirano” Bashar al-Assad. Ese esfuerzo de sirianización no se hizo sin herir alianzas, todos modos endebles, que se fueron haciendo y deshaciendo. Para obtener las generosas donaciones de Turquía, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí (pública o privada) y de Estados Unidos, los representantes del yihadismo salafista debieron acomodar parte del discurso. Eso generó tensiones y hasta guerras dentro de la nebulosa salafista. La organización Jaish al-Islam consideró a los grupos Anjad al Islam o Faylaq al Rahman, no obstante ser igualmente salafistas, como apóstatas por contar entre sus rangos ex oficiales sirios y no haber roto totalmente con la retórica nacionalista.

El famoso Ejército Libre Sirio, el único que disponía de una relativa legitimidad, aunque se tratase de una entelequia montada en París por sirios del exilio y totalmente infiltrada por la Hermandad Musulmana desde el principio, dejó de ser financiado por Estados Unidos en 2013. Habiendo sido vaciado de su arsenal tras varios saqueos de grupos salafistas, en lugar de ayuda vio el apoyo del principal patrocinador de las primaveras árabes desvanecer. Las ayudas de las potencias sunníes solo beneficiaron a yihadistas wahabitas. Por parte de Estados Unidos de 2013 a 2016 se puede decir lo mismo, aparte un ayuda de último minuto hacia el PKK con la presencia de fuerzas especiales para entrenarlos.

El 23 de febrero de ese mismo año, el jefe de la diplomacia de Bashar al Assad había propuesto a los “rebeldes” abrir una mesa de negociación. Propuesta que fue rechazada por instigación de Washington. A partir de ese rechazo se abre una ventana de impunidad asesina en Siria, cuyas víctimas son los civiles y las fuerzas que luchan contra el terrorismo salafista. Empieza la ola de atentados suicidas por parte del frente al Nusra (ANF por sus siglas en ingles). Al Nusra, es una filial de Al Quaeda. Al producirse su ruptura con la organización de Al Bagdadí empezó a perder atractivo para los candidatos al yihad. Ese problema de recursos humanos fue compensado por la técnica sobradamente conocida del atentado suicida. Las exacciones por parte de ANF generaron una antología de crímenes de guerra equiparable a los de Daesh, por los cuales alguien debería dar cuenta ante una corte penal nacional o internacional. Una de las tantas exacciones fueron los 13 estudiantes asesinados por tiros de mortero en la Universidad de Damasco el 28 de marzo de ese mismo año.

Al Quaeda se disfraza

El 28 de julio de 2016, ANR recurre a un ardid para hacer obviar su vínculo con Al Quaeda Siria, que consiste en anunciar la ruptura y renombrar Al Nusra, Fatah al Sham. Antes de crear Al Nusra, el “comandante” Abou Mohamed Al Joulani “luchó” bajo las órdenes de Al Bagdadi en Irak. A partir de la ruptura con este en 2012, Joulani reitera su pleitesía a Ayman Al Zawahiri (Al Quaeda), mientras que Al Bagdadí anuncia la creación de un Califato en Siria, el Estado Islámico.

Curiosamente, poco después de la pseudo escisión entre Al Quaeda y El Frente Al Nusra, el portavoz de la coalición arabo occidental, Christopher Graver, en otoño de 2016 declaró: “no combatimos Al Nostra, combatimos Daesh”. Es otro cheque en blanco para la internacional yihadista. Si no es cheque en blanco es indulto.

Daesh sirvió para instalar que solo hay un malo. Todos los otros grupos que piensan como Daesh, ostentan la misma bandera, reciben los mismos fondos, propagan la misma ideología de muerte y de odio, cometen las mismas atrocidades, ellos son buenos.

Daesh/Isis (Islamic State of Irak and Siria) o Isil (Islamic State of Irak and the Levant) vino a punto nombrado para hacer de némesis absoluta, monopolizar el oprobio y desviar el foco de los más de 60 grupos yihadistas repartidos en otros tantos batallones, todos dotados de métodos de imposición del terror como única táctica “militar”. Lo mismo en los años 70 ocurrió con la creación de la Organización de Liberación de la Palestina (OLP). Una invención de los servicios rumanos, según el entonces jefe de la Securitate de Nicolae Ceacescu, Ion Pacepa. Arafat fue una creación rumana, en épocas en la cual el régimen comunista rumano hacía muy buenas migas con el nacionalismo palestino. El palestino sirvió para crear la entelequia de un buen palestino y uno malo, siendo el malo en ese momento Ahmed Jibril. Daesh sirvió para instalar lo mismo, que solo hay un malo. Todos los otros grupos que piensan como Daesh, ostentan la misma bandera, reciben los mismos fondos, propagan la misma ideología de muerte y de odio, cometen las mismas atrocidades, ellos son buenos.

Desde la evacuación de Alepo, la mayoría de esas formaciones cuyos nombres son totalmente desconocidos a la opinión pública, la cual sólo los conoce como “opositores” y eventualmente llega a saber que profesan un islam rigorista pero nada más, se encuentran en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, cerca de la frontera turca, a la merced de una nueva ola de chantaje a los refugiados por parte de Recep Tayyip Erdogan. Muchas de esas organizaciones recibieron fondos turcos precisamente para ocupar el norte de Sira, hacer frente al PKK y ocupar la ciudad simbólica de Alepo. Hoy, a pesar de la intervención rusa, ese vínculo de padrinazgo no se ha perdido y los djihadistas siguen armados.

El conflicto sirio es un Afganistán a la potencia 100. Bashar al-Assad parece haber ganado. Pero se generó una nueva raza de yihadistas en torno a una ideología de razzia universal que no se siente agradecida hacia sus patrocinadores, no más en Siria que en cualquier otro terreno. En Idlib están simplemente acuartelados. Daesh por su parte sigue luchando contra una coalición de 40 naciones que quiere hacer creer que en cinco años no pudieron terminar con el grupúsculo de psicópatas islamistas de Daesh. En diciembre, mientras caía Alepo Este en manos de las tropas sirias y rusas, Daesh volvió a tomar Palmira con unos 3.000 terroristas llegados de Irak, como si no hubiese satélite que pudiese detectar tal movimiento de tropa. En el barrio, a ese tipo de situación se lo califica de “raro”.

El post conflicto, cuando ocurra, sólo será un traslado a otros terrenos. No hay precedentes de deradicalización que acompañe la desmovilización. Las potencias occidentales van a tener que empezar a nombrar a los “moderados” por los nombres que ellos mismos se dieron.

Donate

Did you like it? Help this blog to keep active.

$10.00

 

 



Categorías:Islam, Medio Oriente, Terrorismo, Uncategorized

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

1 respuesta

Trackbacks

  1. Misiles US destruyen la base que liberó Palmira de ISIS – Relaciones Internacionales

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: