Perez Corradi arrestado en Brasil, trasladado a Paraguay

CYo3Ro7WkAEdyv5Empieza la justicia o empieza el embarre

©Teresita Dussart Todos derechos de propriedad intelectual protegidos

El ciudadano argentino Ibar Pérez Corradi fue arrestado está mañana en Foz de Iguazú en un departamento privado, en lo que habría sido una acción conjunta de fuerzas  paraguayas y brasileñas. En el marco de un proceso de extradición express fue puesto a disposición de la justicia guaraní y se encuentra ya en Asunción. La detención de Pérez Corradi no fue consensuada con el prófugo, pero este no opuso resistencia.

El procedimiento sorprende a primera vista, en la medida que Pérez Corradi es objeto de dos fichas de señalamiento con pedido de captura por Interpol emitidas por Argentina y Estados Unidos. En ambos casos por hechos más graves que aquellos que son reprochados por la justicia paraguaya. En Argentina se lo busca por ser sindicado como el autor material del hecho conocido como Triple Crimen de agosto de 2008. En Estados Unidos se lo busca por hechos de tráfico de droga (Oxicodona). En Paraguay es pedido por falsificación de identidad, desde que fue establecido que habría utilizado en un tramo de su fuga, documentos de identidad de una persona fallecida. En Brasil, el prófugo no era buscado por la justicia. De hecho, como lo demostramos en este blog, sus defensores y socios, Carlos Broitman y Juan José Ribelli, se desplazaron en varias ocasiones a Foz de Iguazú en los años posteriores a la fuga de 2012 pero no del lado guaraní de la Triple Frontera. Ni siquiera en enero 2016, cuando alegaron que había sido arrestado en Paraguay en el marco de un circo mediático que queda por explicar. En este blog siempre dijimos que si estaba vivo no estaba en Paraguay. Curiosamente durante cuatro años nada fue emprendido para ubicarlo en el país lusitano

El operador de la mafia bonaerense detiene las claves de los principales hechos mafiosos de la década pasada, entre los cuales cabe destacar, aunque no sea exhaustivo: el tráfico de efedrina, el auge de las drogas de diseño, el funcionamiento de las mesas de dinero de comisarios y luego de blanqueo de activos provenientes del desvío de fondos del gobierno kirchnerista, las relaciones de protección y sinergia logística con los carteles de Colombia y México, las relaciones con el hampa brasileño y paraguayo, el financiamiento de la campaña de 2007, la desaparición de Damián Stefanini y mucho más. Lo más probable es que será extraditado a Argentina y puesto en mano de la justicia federal de la jueza María Romilda Servini de Cubría. El miedo es que empieza entonces un nuevo embarre antológico, como siempre ocurre en Argentina, sin excepción a la fecha.

Este escenario es cuánto más de temer por el perfil de uno de sus abogados, Juan José Ribelli, experto en extorsión. En el juzgado de garantías Nº 4 de Lomas de Zamora se conservan las restranscripciones de conversaciones enteras de las cuales todas, sin excepción, delatan un hecho explícito de extorsión cuando Ribelli era un capo de la “Maldita policía” bonaerense. Esa causa entonces instruida por la jueza Silvia González fue archivada, a pesar de las pruebas contundentes, por ser considerada solidaria de la causa federal del ex juez Juan José Galeano. Pero los hechos de extorsión continúan a ser documentados en el marco de la investigación del Triple Crimen, donde Ribelli retomó su actitud de extorsionador tras su intervalo de ocho años en cárcel. Extorsión ejercida desde la DDI de Quilmes, aun cuando ya no es parte de la fuerza.

Las informaciones de Pérez Corradi son de primera importancia para entender el funcionamiento de la mafia argentina durante la última década. Las declaraciones del socio de Ribelli y otro abogado de Pérez Corradi, Carlos Broitman, estas últimas horas, son como un aviso: “puede involucrar a gente, desinvolucrar a gente”. Está indicando, “the bar is open”. La caja de extorsión está abierta. Las relaciones con Broitman y Ribelli son parte de lo que deberá ser investigado desde el mismísimo hecho del Triple Crimen y de lo que fue el negocio de la efedrina y las relaciones con el poder de entonces. Desde este momento, empieza la justicia o empiezan las operaciones de incompetencia y corrupción habituales. El futuro lo dirá.



Categorías:Argentina, Corrupción

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: