Auge de las drogas de diseño

SYNTHETIC-DRUGS

 

Las drogas de diseño compiten con las drogas orgánicas. Durante el kirchnerismo, una resolución de la Sedronar le dio un singular impulso a esa nueva forma de narcotráfico.  

©Teresita Dussart Todos derechos de reproducción reservados

Las drogas sintéticas pueden causar todo tipo de efecto en el cerebro: aumentar o disminuir el hambre, el apetito sexual, la borrachera, las alucinaciones, el delirium, crear desorientación, inmovilización, convulsiones, euforia, miedo, neutralizar la empatía, generar canibalismo, alegría, violencia, alterar la memoria, etc.  Argentina es un actor importante en cuanto a diseño y exportación de principios activos a través de ese tipo de narcotráfico de un nuevo género.

Quien sepa encontrar nuevas asociaciones de psicotrópicos y estupefacientes puede crear una droga por semana, 100% sintética. Hoy las drogas de diseño hacen la competencia a las drogas orgánicas y resultan no menos costosas en vidas que la hecatombe producida por la heroína. El efecto entrópico es aún más rápido.

El Captagon puede alentar un ejército de terroristas. Su principio activo, la fenetilina, derivado de las anfetaminas, suprime la empatía, el cansancio, exalta la violencia. La llaman la droga del yihadista y su comercio se ha vuelto un fin en sí en la esfera islamo mafiosa. La droga del rapero es el “Lead” o “Purple”, por su color. Su principio activo, el Subutex, es un derivado de la buprenorfina, un analgésico opioide.

Entre las drogas sintéticas hay varias familias.  Las “sales de baño”, cuyo abanico de efectos es tan amplio como la variedad de calidad. No obstante ostentan un denominador común: la pulsión a la autolesión. La pastilla de tipo Ectasy  (derivado de anfetamina y feniletilamina) es presentada como la droga empatizante por excelencia, pero también tienes sus efectos secundarios psicóticos.  La Flakka (metcanino) genera trastornos psicóticos importantísimos y ha hecho hablar de ella en los medios por episodios de canibalismo. Se necesitan varias personas para neutralizar a un sujeto bajo el efecto de esa droga. Los cristales o PCP tienen por principio activo la fenciclidina, que causa estragos neurológicos irreversibles. Su acción disociativa entre percepción y sensación genera comportamientos también sumamente violentos y pulsiones suicidas. Las bebidas energizantes pueden ser consideradas como estupefacientes en sí, por el alto tenor en cafeína asimilable a un anfetamina y su efecto anorexígeno.

Todos los principios activos de esas drogas circulan en Argentina en las droguerías instauradas por aquella mafia, la cual se desarrolló al calor de la protección política brindada por el kirchnerismo. Eventos como los organizados por la sociedad Time Wharp tienen por único y exclusivo objeto la venta de drogas sintéticas y la experimentación de las mismas. Los que organizaron el evento en Costa Salguero, ciudad de Buenos Aires, donde murieron cinco jóvenes el 15 de abril pasado, y los que vendieron la droga están relacionados por vínculos muy antiguos.

En 2010, en pleno Kirchnerismo, la resolución 1227/2010  del ahora ex director de la Secretaría Nacional antidrogas (Sedronar), José Granero, impuso una norma muy laxa para los “Pequeños Operadores de Precursores Químicos”: “Podrán solicitar su inscripción en la categoría Pequeños Operadores de Precursores Químicos todas aquellas personas físicas o de existencia ideal, y en general todos aquellos que bajo cualquier forma y organización jurídica adquieran en el término de un mes calendario las substancias puras incluidas en las lista I, II (las más peligrosas) del anexo del decreto 1095/96, modificado por su similar nº1161/60.”

Es cuanto más curioso que la Ley Penal 23.737 entiende que el término estupefaciente comprende todas las substancias susceptibles de producir dependencia física o psíquica. Para la ley argentina son tan estupefacientes la heroína, la cocaína, la marihuana, el aprazolam, la ketamina y el lorazepam.

Graneros, el ultrakichnerista, fue procesado en 2014 por la jueza María Romilda Servini de Cubria por su falta de controles cuando dirigía la Sedronar. En 2007, entraron 20 toneladas de efedrina a Argentina. Evidentemente, tanto eso como la disposición de 2010 demuestran a las claras la voluntad del gobierno de la pareja Kirchner de hacer de Argentina un hub de drogas sintéticas. En 2003, una diputada bonaerense, Filomena D’Ambrosio alertaba sobre el uso que se le estaba dando a los psicotrópicos en ciertas droguerías del conurbano bonaerense. A trece años de ese grito que no fue escuchado, la situación parece incontrolable. El episodio más conocido de la década pasada, como hito narco, sigue siendo el Triple Crimen de General Rodríguez, acaecido en agosto de 2008. Fue un episodio bisagra para el control de la efedrina. Debería haber dejado al descubierto, para quien lo quisiese ver, la intimidad de la relación de negocio entre Juan Jose Ribelli, su subalterno y cliente Ibar Pérez Corradi, sindicado como el autor intelectual del Triple Crimen, y figuras muy pesadas de la escena política. Ribelli y Víctor Stinfale son dos figuras indisociables cuyos nexos han sido objeto de varias notas en este portal.

A la efedrina vino a asociarse la potente ketamina. Esas substancias vienen siendo compradas por droguerías a lo largo y ancho del país, a pesar de tener los compradores, en muchos casos, el registro de adquisición vencido.  Hoy las drogas sintéticas hacen la competencia a las drogas orgánicas. Por su formato farmacológico y su preparación casi galénica, la lucha para la prevención de la drogadicción es aún más difícil que contra las drogas vegetales. Las drogas de diseño son más baratas también. Representan un reto de seguridad sanitaria, pública y nacional, inconmensurable. En la mayoría de los casos se trata de moléculas cuyas patentes han caído en el dominio público, y no es de ningún interés por parte de la industria farmacéutica obstaculizar su explotación a fines delictivos, ya que ni resta ni suma a la actividad de los grandes laboratorios.

SOBRE EL MISMO TEMA EN NOVIEMBRE 2015

https://relacionesinternacionales.co/2015/11/28/mesas-de-dinero-y-efedrina-para-la-corona/

La autora es directora de Iris, Consultora en inteligencia estratégica:  http://iris-cis.com/

 



Categorías:Africa, Argentina, Corrupción, Latin America, Terrorismo

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 respuesta

  1. Las drogas como todas las adicciones que existen son preocupantes y traen consecuencias trágicas para las personas que las consumen, al igual que genera un desgaste para las personas que están cercanas a los adictos.
    Es de concientizar a jovenes y adultos sobre esto!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: