Aprender sobra la marcha, bien pero no contra la mafia

triple-crimen-2138129w620

 

 

Teresita Dussart© Todos derechos reservados

 

En la red social Twitter, a las 9.23 el gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz, dio por terminada la fuga de Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci. La vicepresidenta, Gabriella Michetti, lo celebró a las 12.57, y el presidente de la República Argentina, Mauricio Macri, lo ratificó a las 14.35.  Pasadas las 16, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sonreía a la prensa mientras informaba de las felicitaciones del presidente Mauricio Macri, que se sentía “muy orgulloso” por el fin de la cacería.

Como es sabido ahora, el único detenido es Martín Lanatta. La más realista y, preocupante a su vez, interpretación de lo actuado es que Lanatta haya creado una diversión de gran impacto favoreciendo la fuga de sus dos acólitos. La abogada de Martín Lanatta, Elizabeth Gasaro, después de entrevistarse con su defendido declaró: “la entrega fue muy voluntaria”. Voluntario o no, tener al hermano mayor aprehendido constituye una garantía para Cristian y Víctor Schillaci de llegar donde tienen que llegar, sin ser traicionados.

Durante horas, nadie en el encuadramiento inmediato que asesora el Ejecutivo al máximo nivel, nadie de ninguna fuerza habida y por haber, formuló pregunta alguna sobre las circunstancias de los prófugos Víctor Schillaci y Christian Lanatta, supuestamente detenidos por separado. ¿En qué dependencia, quién, cómo, cuándo fueron detenidos, qué médico los había visitado? La ministra de Seguridad se mantuvo desinformada durante todas esas horas sobre datos capitales al desenlace de la fuga. ¿Quién estaba en control de la situación?

Desde nuestro punto de vista la información estaba chequeada, no le puedo decir más nada”, contesta la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a la pregunta de un periodista en conferencia de prensa. La situación no se presta a una exégesis sobre qué entiende la ministra por “chequear”, una expresión muy periodística para calificar  a fuentes, no a operativos. Para la persona que por investidura más informada debe estar, el haber avalado el nivel de desinformación sobre un punto no anecdótico, sino la mismísima presunta recaptura de los evadidos del Triple Crimen, es de extrema gravedad: refuerza al crimen organizado en su sensación de invencibilidad. La detención de Martín y una explicación racional del proseguimiento de la evasión de los otros dos, debió ser un golpe a la mafia en lugar de la opereta actual.

Bullrich debería estar lo suficientemente aguerrida para saber de qué país es ministra de Seguridad y no parecer descubrirlo en conferencia de prensa como Fátima saliendo de Covadonga. Efectivamente, el nivel de penetración de la mafia dentro de los estamentos de seguridad y judiciales es máximo, pero para merecer estar donde está, requiere de un conocimiento anterior a la crisis.

Cierto es que la Procuraduría General de la Nación sigue en manos de la Dra. Gils Carbó, creadora de la organización “Justicia Legítima”, encargada de asegurar impunidad a las causas más sensibles de la precedente administración de Cristina Fernández. De la misma manera, la Policía Federal sigue en manos de Franco Di Santo, nombrando por la viuda de Kirchner. Hasta marzo no estaba previsto remover la jefatura de la Policía federal. Sólo los comisarios generales debían ser removidos en los días que vienen. Puede que los eventos actuales precipiten el agenda de nombramientos y pases a retiro. Después de la muerte dudosa de Alberto Nisman, la responsabilidad de Di Santo fue puesta bajo la lupa, por las culpables omisiones (como mínimo) del personal de Policía Federal a cargo de la custodia del entonces fiscal titular de la UFI-Amia.

Los dos apuntan a Cristina Fernández y es menester recordar que la ex presidente tenía como secretario a Luis Zacarías, el cual pudimos saber es quien hace la relación con el capo mafioso Juan José Ribelli, el ex Comisario de la PBA, pariente y capo de Ibar Pérez Corradi cuando éste manejaba mesas de dinero de comisarios bonaerenses y, de fuente judicial, nuevo capo de la efedrina. A fojas 551/559 del Legajo Fiscal del triple crimen, el testigo Cristian Daniel Refichi relata cómo Ribelli y Lanatta extorsionaban dentro de la DDI de Quilmes. Cristina Fernández, Zacarías, Ribelli, Lanatta, Pérez Corradi están vinculados directamente.

Entre los Lanatta y Cristina Fernández hay una relación a través no sólo del ex secretario sino de una miríada de intereses y personajes del crimen organizado, de los cuales en este blog se ha dado cuenta durante tres años. Zacarías y sus hermanos están implicados en otros delitos, de público conocimiento, que apuntan todos a la Casa de Gobierno durante el kirchnerismo. No cabe duda que es una organización mafiosa.

Fernández se fue, pero la infinidad de capilaridades entrecruzando relaciones casi orgánicas entre fuerzas y bandas criminales va a seguir retroalimentándose mucho tiempo. Es una amenaza para la nueva administración. Razón de más para estar preparada.  La situación surrealista del sábado demuestra que no hubo inteligencia en ningún sentido de la palabra, para prevenir lo que esa mafia es capaz de levantar como recursos.

Después de la muerte de Nisman hace un año, Bullrich fue una de las personalidades políticas que más capturó la pantalla labrando el relato de un Nisman sancto, inmaculado. Esa visión era la de una política, no la de una conocedora del crimen organizado en su país y abocada a la resolución de un crimen. Una visión técnica entendía que el protagonismo del ex fiscal era el de un personaje que justamente ilustraba los meandros e infiltración del crimen organizado del cual él mismo fue protagonista y víctima. La visión simplista que defendió Bullrich en ese momento instaló la idea de que tal vez no era ella la persona más indicada para percibir los retos securitarios que se presentarían a la sociedad, ni romper con la densidad y complejidad de la mafia vernácula.

Argentina fue teatro de por lo menos un atentado híbrido, mafio-terrorista, el 18 de julio de 1994. Además de Colombia, Italia y México, pocos son los países impactados por tragedias de resolución tan compleja. La especificidad de Argentina es que a diferencia de los otros países, todo un sistema, institución judicial, medios, fuerzas, ejecutivo, a partir de 2003, se puso al servicio de los culpables para victimizarlos y ofrecerles no solo impunidad sino respetabilidad. El actual desempeño no augura nada bueno teniendo en cuenta ese pasado, y  considerando el alarde de prepotencia restregado de cara a la sociedad. Son individuos que salen de la misma cuenca criminal de la época de las brigadas de la PBA, específicamente de Quilmes y algunas otras localidades.

Lo que realmente constituiría un cambio, por no decir una ruptura, sería que el país esté gobernado por gente que sabe. No hay porqué acostumbrarse a la idea de que el grueso de los servicios y de la política organicen el crimen por corrupción o incompetencia en lugar de erradicarlo.



Categorías:Argentina

Etiquetas:, , , , , , ,

1 respuesta

  1. Es lamentable que el ciudadano común no se de cuanta hasta donde está enquistado el narcotráfico. Hace poco ante declaraciones de la anterior jefa de estado los santafesinos se enojaron porque se refirieron a ellos como un “narco estado o narco provincia”, resulta que ahora hay evidencias palpables que sí habían atrapado a los tres fugados , pero negociaron y soltaron a dos, la prueba más contundente es el oficio del juez informando la captura de los “tres” prófugos. Porqué la prensa en general no dice esto públicamente?… Tristísimo lo de esta sociedad. Un saludo Sra.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: