VIII Cumbre grupo países Brics, en su peor momento

Туризм%203

 

 

 

 

 

©Teresita Dussart

La octava edición de la cumbre de los países Brics: Brasil, Rusia, India, China, y Sudáfrica, conlleva tan poca trascendencia que no bastará para hacer conocer al mundo el nombre de la república de Baskortostán, parte de la Federación rusa y sede de la cumbre. Los presidentes de los cinco países se reúnen el 10 de julio en Ufa,  su capital, en los Urales. Lejos están los tiempos de euforia cuando se representaba a esas naciones emergentes como las potencias del siglo XXI que iban a romper con un mundo percibido como unipolar. La realidad es que la cumbre de Ufa no podía desarrollarse en peor momento. Tres países, Brasil, China y Rusia, se debaten en medio de problemas nuevos, mientras que India y Sudáfrica lidian con los de siempre.

La mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, enfrenta una situación que la pone al borde del impeachment por la causa de financiamiento ilícito de su última campaña electoral, en base a fondos desviados de Petrobras y las manipulaciones contables que lo hicieron posible. La oposición reclama su renuncia. Su propio vicepresidente, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático del Brasil (PMDB), se encuentra bajo presión para definir una posición dentro de su propia formación. Y eso se juega mientras la presidenta está viajando a la cumbre. A pocas horas de encontrarse con sus pares, Dilma repitió enfáticamente en sus declaraciones al diario Folha do Sao Paulo, que “no iba a caer”. Tal insistencia no hizo más que acentuar una sensación de gran vulnerabilidad.

Vulnerabilidad es lo que Dilma menos necesita. Para corregir la crisis que azota su país, el Palacio de Itamaraty ha iniciado un programa de algo de bastante parecido a un ajuste, recortando gastos públicos con reducción de puestos y renegociación de vacantes, por un lado, y creación de herramientas como el Programa de Protección al Empleo en el sector privado, que genera gastos públicos, por otro. Ese plan, conforme a un giro más pragmático de Dilma que se venía perfilando, llegó precisamente por los malos resultados de la economía, factor de impopularidad al cual se agregan las causas de corrupción que de hora en más afectan su propia persona. Todo ello ha hecho recaer su popularidad abajo del techo de 10%, tan solo ochos meses de transcurrida su reelección (5 de octubre de 2015).

Según un estudio de la Confederación Nacional de la Industria, 2.307 empresas entrevistadas han reducido el 50% su mano de obra en 2014. 60% piensan hacerlo a lo largo de este año. Y lo han hecho por las peores razones. 67% lo han hecho motivadas por la reducción de la producción y sólo 9% por una modernización del aparato productivo. A ello se agrega que este mes el Índice de Precios al Consumidor (IPC) dio a conocer el aumento de inflación, mes a mes, más importante desde 1996. Para 2015 se prevé que esa misma inflación pase a 9%, en un nivel similar al de 2003.

China, por su parte, en las 48 horas previas a la cumbre de “Tigres” vivió una situación insólita que debería preocupar a más de uno de sus proveedores de commodities por las consecuencias en que podría derivar. Virtualmente se suspendió la cotización de su mercado a pedido de la mitad de las empresas listadas en el Shanghai Composite Index, cuando el índice se desplomó de 5.166 a 3.728 puntos. Lo que esconde esa suspensión de cotización evoca en gran parte la amenaza de una burbuja. Las empresas chinas han perdido su competitividad. Están descapitalizadas y lo están en gran medida porque los inversores apuestan al mercado de valores en todo el esplendor de un afán más ludópata que especulativo. Como el Banco del Pueblo Chino (PBC) no es conocido por su transparencia, no se sabe si tiene una hoja de ruta para redorar el blasón de la competitividad china. Una apuesta sería una devaluación, lo cual tendría impensables consecuencias para los países de América Latina, que encima transcurren el fin de ciclo de los commodities, aunque este fin de ciclo sea como la muerte del Cisne.

Rusia sufre el embargo impuesto por la Unión Europea y Estados Unidos como sanción por la situación prevalente en Ucrania. En cuanto a India y China lo que los separa siempre sera más que lo que los une. El contexto de los Urales en verano es idílico, pero los temas distarán de armonizarse con el paisaje bucólico. Por si fuera poco, está la cuestión griega que genera una nueva capa de aversión al riesgo.

La realidad es que el intercambio que se gestó entre las naciones que conforma el grupo Brics no ha evolucionado. Es muy rudimentario. Productos manufacturados saliendo de China y commodities entrando en China, podría resumir ese negocio “Sur-sur”. Y si de cooperación o ayuda se trata, menos flujos aún, independientemente del color político de los mandatarios (donde haya elecciones en serio). Esa poca o nula participación efectiva (financiera) a la resolución de las crisis de países terceros contrasta con la apología de la multipolaridad. A menos que la polaridad que se contemple sea la de los múltiples receptores polarizados de los fondos otorgados por los países centrales.  A tales alturas, el problema de Grecia oficialmente no figura ni siquiera entre los temas que serán abordados en Ufa.

En 2014 se anunció con mucho orgullo la creación de un nuevo ente que debía competir con el Banco de Desarrollo Internacional (BDI): el Nuevo Banco de Desarrollo (NBD). Pero por ahora, esta nueva herramienta sigue siendo una bella durmiente sin la menor intención de acudir al socorro, ni de Grecia, ni de ningún estado, ni tal vez de sí misma.

 

 

 

 



Categorías:Asia Central, Uncategorized

Etiquetas:, , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: