Elecciones en Argentina

Cabildo (1)

 

 

 

 

Teresita Dussart ©

El territorio autónomo de la ciudad de Buenos Aires confirmó una perogrullada, el candidato Horacio Rodríguez Larreta del PRO (socio democracia) ganó confortablemente el primer round de las elecciones para renovar la jefatura de gobierno capitalina con un 45.6% de votos. No obstante, no pudo evitar el ballotage y tendrá que medirse dentro de dos semanas con el Julien Sorel de la política argentina, el joven Martín Lousteau, candidato de ECO (vasta coalición conformada de socialistas y de un partido no de derecha, sin ser del centro, ni de izquierda: la Coalición Cívica), que le sigue con una brecha de 20 puntos.

Una distancia que no debería preocupar al candidato del PRO, pero la incógnita es cómo jugará el pasado de Lousteau: a su favor o en su contra. El candidato de ECO es seguido unos puntos atrás por Mariano Recalde, el candidato del partido gobernante, el Frente Para la Victoria (FPV, tendencia más populista del peronismo), elegido por la presidente Cristina Fernández de Kirchner. Lousteau fue su ministro de Economía. De hecho es el autor de las retenciones al sector agropecuario a través de la infausta resolución 125. Es ahora odiado por la mandataria. Por lo cual, teniendo en cuenta la virulencia de los afectos de la viuda de Néstor Kirchner es, en una primera lectura, poco probable que los votos del FPV sean transferidos al ex jefe de hacienda.

Lousteau puede prevalecerse de una cierta legitimidad formal al presentarse como el protagonista de una transición debido a su condición de outsider, al no ser candidato de ninguno de los dos gobiernos: el nacional y el de la ciudad de Buenos Aires. Innovó al desempeñar una campaña en torno a una base programática, sin respaldarse en la acción de gobierno alguno. Aun con la dificultad de encabezar una coalición donde se encuentran todas las opiniones y sus contrarios. Podría remotamente recuperar una parte marginal del electorado Kirchnerista. Empero parece difícil, en la medida que éste suele movilizarse acorde a los silbatos proferidos según una verticalidad del poder que no admite indisciplina. Y lo que se dice hasta ahora es que los kirchneristas preferirán encomendar a sus huestes impugnar el voto, más bien que otorgárselo a Lousteau. En cuanto a la oposición neta al kirchnerismo, su pase por el gobierno de Cristina y la circular 125 constituyen un lastre insoslayable, por lo cual esos votos van al candidato del PRO, sin lugar a dudas.

El kirchernismo sale por la puerta de servicio una vez más en Buenos Aires. Mariano Recalde, típico “hijo de” del aparato peronista, no supo ensanchar su espacio de poder capitalino. En comparación con la precedente campaña del ex candidato del FPV Daniel Filmus, hasta aparece en retroceso. El mandato otorgado por la Presidente no le dejó al joven Recalde (incidentemente presidente de Aerolíneas Argentinas) aquel margen de maniobra para seducir indecisos alegando un derecho de inventario, aunque sea consensuado con la actual locataria de la Casa Rosada. Algo que tal vez, Daniel Filmus en filigrana podía hacer o parecer hacer. El mandato de Recalde fue claramente el de hacer una campaña 100% apologética de los “logros” de la  pareja Kirchner. Una misión destinada a fracasar en la ciudad de Buenos Aires, bastión inexpugnable para un proyecto de peronismo ortodoxo, imbuido del culto a la persona, percibido como feudal, tanto como corrupto y anacrónico. Ello, sin contar el hecho que la Presidente no desestimó nunca oportunidad que se le ofreciere para hacer saber su detestación hacia los porteños.

También se celebraron elecciones en las provincias de La Rioja (Noroeste) y Córdoba (centro). En La Rioja ganó aquella facción del peronismo duro en sintonía con la presidencia Kirchner, en la persona de Luis Beder Herrera. El cual fue rodeado de todos los halcones del actual gobierno nacional, Aníbal Fernández, el jefe de Gabinete cuya fama se destaca en rubros, no todos políticos; el candidato a la presidencia del FPV y gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, y su candidato a vicepresidente que lo sigue como una sombra, el monje negro desde la época patagónica de la pareja Kirchner, el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zaninni.

En Córdoba, no obstante el triunfalismo del actual gobernador peronista Juan Manuel de la Sota (en disidencia con el otro peronismo), quien anuncio la victoria de su delfín, Juan Schiaretti, a las 23.00 se habían escrutados menos de 40% de las mesas. La diferencia entre el candidato delasotista y el candidato de la oposición, Oscar Aguad  (Coalición PRO-UCR), se había acortado a 38,18 y 33,17%, respectivamente. En Corrientes (provincia litoraleña) hubo una elección legislativa para la renovación de su parlamento provincial. Obtuvo mayoría con 49, 7% de los votos el frente opositor “Encuentro por Corrientes”, de Ricardo Colombi.

Con estos resultados, aunque el escenario político se mantiene incierto para la oposición, se advierten nuevas posibilidades en la contienda electoral presidencial, en un juego que aún no está ganado para nadie.

teresitadussart@gmail.com



Categorías:Argentina, Uncategorized

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: