De mugre y mugre, relaciones internacionales de los países que no las tienen

Versión aumentada

segunda-Cristina-refirio-Nisman-AFP_CLAIMA20150201_0026_27

Todos derechos reservados. teresitadussart@gmail.com

En su cadena nacional antes de emprender la ya famosa aventura china del “aloz” y del “petloleo”, Cristina Fernandez, la presidente argentina agregó, ya casi como un bonus a su habitual show televisivo, una tirada sobre una cierta idea de las relaciones internacionales: ”toda esa mugre que hay afuera”. La mandataria dio así por resumida la complejidad del mundo según una percepción de la globalidad anterior al descubrimiento del astrolabio y el cuadrante. ¿Será China parte “de la mugre que hay afuera”? En medio de anuncios de distribución de nuevos subsidios, globos a los niños y enésima retrospectiva del relato del Big Bang argentino, en 2003, cuando todo empezó con “Néstor”, este párrafo que describe el mundo como el infierno de Dante pasó inadvertido:

Es importante convocar a todos los argentinos. Vivimos un mundo más difícil, complejo. No permitamos que nos traigan conflictos de afuera, que no son nuestros. Argentinos, se los pido por favor, como Presidenta de todos ustedes, peleémonos por las cosas que son nuestras. Peleáte por los subsidios. Por las cosas nuestras. Que estén dispuestas a debatir. Por nuestras cosas. Pero no permitamos que traigan acá conflictos acá de otros pueblos que tienen muerte. No permitamos que nos dividan. Vayamos a las próximas elecciones en paz con tranquilidad, alegría, para que el pueblo pueda votar. Pero no traigamos la tragedia de otras regiones remotas del mundo donde se matan, donde tiran bombas, no tiene que ver con nuestra historia, no tiene que ver con esta Argentina hija de inmigrantes. La diferencia no va por si sos más negro, más blanco… Toda esa mugre que hay afuera, defendamos la Argentina más que al Gobierno”.

La primera idea surgida de esa cosmovisión es que el peligro es exógeno, traído de afuera. Hay un sesgo apenas velado de xenofobia en esa saeta: “No permitamos que nos dividan”. “¿Quién divide? “Esos pueblos que tienen muerte” ¿A qué horrible realidad apunta Fernández:  ¿guerra, conflictos civiles, terrorismo, insurrección? ¿Cómo y porqué los ciudadanos de esos países, ante todo víctimas de tales circunstancias podrían o querrían concurrir a “dividir” un país tan alejado de sus preocupaciones? De Argentina se oye hablar en el mundo por su Baile de los Siete Velos cuando de conseguir una reestructuración de la deuda se trata, o cuando insulta a los que se la concedieron. Entonces se oye el “No llores por mí Argentina”, las “Venas Abiertas de América Latina”, la “Leyenda Negra” y el lamento criollo.  Si no, una vez obtenido lo solicitado no es capaz de solidarizarse compenetradamente. Francia fue el país que más ayudó a Argentina como mediador antes las instituciones crediticias del Club de París en las últimas negociaciones. Y está a la vista cómo Argentina se lo agradeció cuando la barbarie irrumpió en las calles de París y creó una inmensa ola de solidaridad en el mundo. Ni un mensaje personal por parte de la jefa del Estado argentino.

¿En qué pueden “dividir” los ciudadanos de esos países, que de Argentina, si conocen el nombre es por el tango, la carne, el fútbol y alguna postal de las Cataratas de Iguazú?  Si de Irak o Siria se trata, lo último que preocupa a la población, entre todas las urgencias de sobrevivencias que la aquejan, es el dividir la población argentina. Y de todos modos, la solidaridad natural de la presidente iría hacia los más fundamentalistas de ellos. Su desconocimiento de la historia del mundo tiene como única clave de comprensión el colonialismo. Uno de los voceros extraoficiales de la presidente argentina, la walkyria Hebe de Bonafini, siempre expresó una abierta simpatia hacía los terroristas. Se felicitó del atentado de las torres gemelas el 9 de setiempbre 2001 y sistematicamente intententó justicar los terroristas. Un rumor persistente dice que se han entregado visados de residente permanente a individuos con pedigrí de djihadistas por medio del Consulado Argentino de Líbano. Individuos que no podrían retornar a sus países de origen porque están fichados por ser miembros de alguna facción del djihadismo global.

Daños colaterales y globales de la corrupción

Si de África Occidental se trata, lo que se sabe de América Latina es que la droga que entra por su territorio transforma e incrementa el equilibrio de poderes entre facciones mafio-djihadistas.  Argentina no quiere saber de esos países “que tienen muerte”, pero el narco estado y la macro corrupción argentina generan muertes por millares en esos territorios. El grupo islamista Mujao, que arrasó con el norte de Mali hasta hace dos años, generando centenares de miles de refugiados y actos de barbarie, ha vivido y muy bien pactando con las mafias de narcotraficantes latinoamericanos y guineanos. Y cuando las tropas francesas intervinieron en el territorio del Mali, Argentina compensó, lo que ya no podía pasar por la “Autoruta-10” ofreciendo rutas y logística alternativas. La relación entre narcotráfico en América Latina y terrorismo islamista en África es un problema de primer orden, tal es así que fue discutido en la última asamblea  de la Unión África en Nairobi (Kenia), el 21 de septiembre último, por el Consejo de Seguridad de la organización panafricana. En las semanas previas a ello había sido objeto de un informe. De América Latina, los puertos de salida de la droga son Venezuela, México, Colombia y Argentina. Esos países deberían responder antes Naciones Unidas por los daños colaterales que su corrupción causa a terceros.

El 27 de enero pasado el diario español ABC publicó una nota acerca de la responsabilidad del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, como líder del Cartel de los Soles.  El FBI por su parte investiga conexiones entre el Hezbollah, el gobierno chavista y el narcotráfico. Lo mismo podría pasar en Argentina. La historia de la enclave argentina del Hezbollah y de su acceso directo y privilegiado con el gobierno tanto como sus relaciones con algunos grupos de choque, es una historia que queda por contar desmenuzadamente.

La presidente dice: “Pero no traigamos la tragedia de otras regiones remotas del mundo donde se matan, donde tiran bombas, no tiene que ver con nuestra historia, no tiene que ver con esta Argentina hija de inmigrantes”.  No tendrá nada que ver con Argentina, pero éste es el único país del mundo con dos atentados terroristas cometidos hace más de veinte años sin resolución a la fecha, con víctimas casualmente judías y teniendo los terroristas argentinos a portada de mano.

El Jardín de Edén argentino al cual alude la presidente abarca dentro de sus 200 y pocos añós de historia;  60 años de guerras civiles que no se terminan con la victoria de Caseros, exterminación de los pueblos autóctonos duranta las campañas del desierto del XIX, genocidio paraguayo en una guerra absurda. Sigue con el siglo XX con la impostación del gobierno filonazi del Coronel Juan Domingo Perón cuyo partido sigue gobernando el pais, seis golpes de estado, dos dictaduras crudelísimas: aquella impuesta por Juan Carlos Ongania y la del Proceso de Reorganizacón Militar, miles de desaparecidos y asesinados en condiciones abjectas, niños robados y eso cerrando los ojos sobre los engaños a los migrantes europeos en las politicas de fomento migratorio, los asesinatos a obreros de la Patagonia bestial, gobiernos populistas e autoritarios: en breve, menos mal que solo son doscientos años, que sería si fuesen 2000.

Efectivamente es un país de descendientes de inmigrantes pero no se puede desconocer el tinte de incitación al odio hacía los extranjeros que acompañó las declaraciones de la presidente. Porque el que trae la “mugre” es necesariamente él, el extranjero (específicamente aquel que no sea carne de cañón del clientelismo). Y en esto puede cuajar una cierta idea subliminal dirigida a sus huestes y grupos de choque según la cual hay que repeler el enemigo. Una vieja idea peronista. Se vuelve a servir el plato fuerte del musolinismo argento, aquel que vomita la idea que el extranjero se encuentra al servicio de un proyecto desestabilizador.

Incitación al odio y a la violencia  por parte de comunicadores kirchneristas

Esta periodista ha sido objeto de varios artículos por parte de usinas de propaganda kirchnerista, presentándola como agente de varios servicios, los más conocidos de la industria hollywoodiense y otros más. Algo que no deja de ser peligroso porque detrás está justamente esa idea de repeler como sea, al enemigo. “Al enemigo, ni Justicia”, reza uno de los apotegmas más celebres del peronismo, recurrentemente abonado por los halcones del krichnerismo.

En una nota del blog del delator de los años de represión, Juan José Salinas, hoy paradójicamente jefe de la sección derechos humanos de la agencia de prensa oficial Télam se puede leer “Ayer a la noche me topé en la tele con el rostro de Teresita Dussart, a quien denuncié hace ya más de un año por ser, claramente, una agente de alguno (o varios) servicios secretos extranjeros”.[i] Para que no quede ninguna duda el título del artículo es: “Periodismo mercenario y espionaje”. Esa es la persona que el gobierno argentino ha elegido para reportar  los casos de violaciones de derechos humanos. La nota termina con un elocuente “estamos bajo fuego”, como una clara incitación a repeler el enemigo. La oficina de comunicación militante del Kirchnerismo, “Agencia Paco Urondo”[ii] no duda, publicando una foto mía, en empezar su artículo de esta forma : “Apareció una nueva estrella en el firmamento, la belga-española Teresita Dussart, con el obvio encargo de defender los intereses del sionismo: que no se averigüe nada “ Y sigue, porque el proprio Horacio Verbitsky[iii], director del diario Pagina 12, hombre del mismo perfil que Juan José Salinas, quién publicó una nota donde también da a entender que soy una espía : “la causa Nisman parece ser un imán para personajes extraños. La analista de Inteligencia belga Teresa Dussart “. Esta vez, ya no es el Mossad o la CIA sino los servicios belgas.

Esto, sumando al hecho de que el kirchnerismo le agregó una dimensión sectaria al peronismo, un espíritu de predicación y combate, contribuye a crear un estado de xenofobia selectiva, rayando el totalitarismo. En ninguna democracia consolidada se trata a un periodista de espía. Eso son procedimientos típicos de los estados autoritarios o totalitarios. En Irán, en Corea del Norte, en Venezuela, en Cuba. Pero que treinta años después del retorno a la democracia, la obsesión consistiendo en ver espías de la CIA del Mossad por doquier, sea tan compulsiva y tan grotesca, habla de una cultura de estado paranoico, institucionalmente frágil, cuya cultura auténticamente democrática sigue al estado de abstracción.

Miles de inorganicos, espias interiores

La mayoría de los argentinos no saben que, si son espiados, lo son por otros argentinos. Cuando, en medio de la interna de la Secretaria de Inteligencia que acabó con el socio por antonomasia de este gobierno que fue el director de Operaciones Antonio Stiusso, se difundieron informaciones sobre el funcionamiento de la Side, hoy Secretaria de Inteligencia. A la sazón, se supo que lo que no se sabe es cuántos elementos “inorgánicos” trabajan para la Central.  Esa una información vital para la democracia. No saber significa que miles de agentes trabajan solapadamente en estamentos estratégicos del Estado con la misión de espiar, comprometer creando carpetas, desinformar a traves de “operaciones” sus compatriotas. Cuando la ex Stasi o la Securitate abrieron sus archivos  los ciudadanos de la ex RDA y de Rumania descubrieron que habían sido espiados durante décadas, por gente en quien habían confiado y eso generó una infinidad de tragedias humanas. Eso pasa en Argentina en 2015. ¿Dónde está la mugre?

 

 

 

[i] http://pajarorojo.com.ar/?p=12708

http://www.agenciapacourondo.com.ar/secciones/mas-informacion/16303-iquien-es-teresita-dussart.html

[ii]

[iii] http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-264835-2015-01-27.html



Categorías:Argentina, Corrupción

Etiquetas:, , , , , , , , ,

3 respuestas

  1. El resto del mundo puede decir: “No permitamos que Argentina nos tire con su mugre, con su muerte…”

    Me gusta

  2. Hablando de mugre , je … quieren mas de la que arrojan los franco tiradores de la campola ???

    Me gusta

  3. JEFA DE PRENSA Y DIFUSIÓN DEL 18F… LA SEÑORA !!!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: