Malaysia Airlines, o no tiene suerte o tiene un verdadero problema

mh777

Teresita Dussart Todos derechos reservados

 

La probabilidad estadística que dos vuelos comerciales de la misma compañía, Malaysia Airlines, hayan conocido una misma catástrofe en seis meses es bajísima. El 8 de marzo, el vuelo MH370, con origen en Kuala Lumpur y destino Pekín, desparecía con 239 personas a bordo, incluyendo el equipaje, sin dejar a la fecha rastro físico del estrago.  El 17 de julio es el vuelo MH17 que se escracha en tierra ucraniana bajo control de rebeldes pro rusos, en proximidad de la ciudad de Donetsk, con 295 pasajeros a bordo. El vuelo tenía por punto de partida el aeropuerto de Schiphol en Ámsterdam.

 

La teoría imperante que circula por los grandes hacedores de opinión se aboca a la idea que el vuelo MH17 habría sido abatido por un misil de mediana portada, tierra-aire, de tipo BUK. De fabricación soviética, fue equipada con equipos radares agiornados. La mayoría de los especialistas concuerda en que la altura, 33.000 pies (10.000 metros) en territorio ucraniano en la que volaba el vuelo comercial en el momento del impacto, se encontraría dentro del alcance de un misil BUK que puede alcanzar los 49.000 pies. En cambio, requiere de una plataforma lanzadora móvil de tipo tanque y de eméritos especialistas. Según los detractores de la teoría del misil, de haber sido el vuelo MH17 alcanzado por un misil en el aire a la luz del día, se habría apercibido una bola de fuego fulgurante en el aire, las piezas del fuselaje se verían diseminadas en una superficie de varios kilómetros y el impacto se encontraría documentado. Las imágenes de las cuales se dispone del momento del impacto hablan de una explosión al entrar el fuselaje en contacto con el suelo. Esas abundantes imágenes, desconsoladoras, que los medios van haciendo circular, también muestran cuerpos enteros.  Lo cual tendería a indicar que no hubo explosión con desfragmentación del fuselaje, sino un violento crash a tierra, el cual puede corresponder a un intento de aterrizaje en catástrofe, u otra cosa. La mayoría de los pasaportes ya habrían sido colectados intactos.

 

Que la probabilidad estadística de que se trate de una funesta coincidencia sea baja, no significa por lo tanto que sea de descartar que se esté en presencia de dos configuraciones totalmente independientes de catástrofe aérea y que en el caso del MH17 se trate de un daño colateral al conflicto intraucraniano o ruso-ucraniano. Pero tampoco se trata de caer en el otro extremo que es el de desconsiderar el antecedente reciente, altamente insólito. Es decir, aquello que ocurrió en el cockpit del vuelo MH370,  enigma de un actor de terror sin resolución. Impera un consenso, el cual no sufre del estigma de conspiracionismo y es del orden de lo estrictamente factual: recordar que el vuelo MH370 fue voluntariamente desviado de su hoja de ruta por los tripulantes y redirigido hacia el Océano Indico.  Es igualmente indiscutible que no reportó a las autoridades vietnamitas, como se esperaba que lo hiciera y que el transpondedor fue apagado manualmente. Esos son hechos irrefutables. El vuelo tomó una dirección, la cual inequivocablemente era la de la Isla Diego García. Tal vez no fuese ése su destino final, pero es un hecho que es en proximidad a las costas de esa isla, donde se encuentra una base militar estadounidense, que se registra el último Ping del vuelo.

 

Según una fuente de esta periodista, los servicios secretos franceses tendrían por certero que el vuelo MH370 fue abatido en esa zona por aviones de caza estadounidense, porque todo en su conducta indicaba intenciones terroristas. La fuente autorizada que invocaba esa teoría, compara el vuelo MH370 con otro incidente en la historia del terrorismo, que fue el secuestro del vuelo AF 8969 el 24 de diciembre de 1994 por miembros del Grupo Islámico de la Salvación (GIA). Según nuestro experto, “si el GIGN {Grupo de Intervención de Elite de la Gendarmería Francesa} no lograba tomar el control del avión, la consigna era de abatirlo en vuelo”. Cosa que por fortuna no se dio. Los servicios estaban informados que la intención de los terroristas era de estrellar el Airbus contra la Torre Eiffel. Existe un consenso en materia de lucha antiterrorismo, que nunca será públicamente asumido, según el cual hay que detener “como sea” una bomba en vuelo, más a sabiendas que de todos modos los pasajeros van a morir.

 

Después de la desaparición del vuelo MH370 se orientó la atención de las familias y del público en general hacía varias pistas. Una de ellas, ubicaba la carcasa del avión a lo largo de las costas australianas. Una distancia a más de siete horas de vuelo, donde bajo ningún concepto la reservas en gasolina del avión hubieran permitido acceder. Los medios masivos como CNN hicieron suya esa teoría, descartando el condicional como un inútil manierismo gramatical. Lo mismo están haciendo con el vuelo MH17.

 

Hay una realidad política en Malasia y en el Sudeste Asiático que no se puede dirimir, ante esta serie de catástrofes. Se trata de la subida del islamismo radical bajo la bandera del movimiento Barai (Coalición contra la comisión inter-fe), el cual se opone cada vez con mayor  énfasis y presencia en la vida política, año tras año, al clima de convivencia interconfesional entre chinos, indios, cristianos de varias nacionalidades y los musulmanes malayos. Los reclamos por un Estado abiertamente islámico que aplicaría la Sharia y singularmente el castigo contra la apostasía se hacen cada vez más vigorosos, así como el reclamo de una aplicación más estricta de la denominada “Buniputra Law” que hace de los malayos musulmanes los únicos ciudadanos de pleno derecho.

 

Es un trasfondo político con acentos exacerbados por la crisis en Medio Oriente, que merece por lo menos ser contemplado, porque en las inmediaciones, en hora y espacio, de la catástrofe del MH17,  volaron seis otros vuelos comerciales, pero Malaysia Airlines fue la línea de bandera que sufrió un derribo. Sería interesante antes de abocarse a aplicar una teoría única, el del ajuste de cuentas ucranio-ruso a esta nueva catástrofe, estudiar lo que pasó en el cockpit. O mejor dicho, lo que esta sucediendo en Kuala Lumpur.  La actitud del presidente ucraniano, Petro Poroshenko, demostró un fascinante talento de marketing político, probablemente heredado de su exitosa carrera en la industria del chocolate, al atribuir inmediatamente a las fuerzas pro-rusas la autoría del crimen. No le fue difícil, ya que el círculo bridegtoniano que asesora al presidente Barack Obama en relaciones internacionales y defensa, después de haber soñado en transferir el material de guerra no convencional sirio a los gentiles combatientes de ISIS o Al Nusra, y haber apoyado sobre todas las palancas posible, sueña ahora con una guerra con Rusia, y todo lo que puede abonar esa probabilidad, es furiosamente tendencia.

Queda que al estado de virtualidad pudo ser un misil, sea este surgido del sector pro-ruso o, mucho más probable, del ejército regular ucraniano, que cuenta fehacientemente con ese tipo de equipo. Nada se tiene que descartar, aunque técnicamente sea imposible desde la base de lanzamiento no haberse percatado que se trataba de un vuelo comercial. Sería de una inaudita gravedad de ser así, porque no cabría confusión posible sobre la intención criminal. Pero nadie debería comprar llave en mano la teoría de una de las partes en conflicto, cuando existen no sólo elementos periciales, claves de análisis que abonan otra pista y una avenida de investigación por recorrer.

Sobre el mismo tema del mismo autor en esta pagína.

Vuelo MH370, Estrecho de Malaca, epicentro de pirateria maritima El 12 de Marzo, 2014

El vuelo MH370 abatido por un misil al acercarse a la isla Diego García? El 14 de Mayo 2014

 

 



Categorías:Terrorismo

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: