Venezuela 12F. Balas contra los estudiantes

slide_337368_3422501_freeTeresita Dussart (C)
Éste habrá sido un nuevo 12 de febrero poco ameno para un régimen que se deleita de su propio relato, de su propia fábula. Este 12 F no será transferido dentro del acervo político místico chavista. No es ni la conmemoración del 12 de febrero festejado como una gesta contra las fuerzas reales en 1814, que Hugo Chávez tanto se relamía con celebrar, poniendo un punto de honor para martillar la Leyenda negra y la lucha contra el “imperialismo”. Este 12 de febrero de 2014 será simplemente el Día de la Juventud martirizada.  El martes los estudiantes de la mayoría de las universidades habían decidido concentrarse, para reclamar la liberación de otros estudiantes detenidos en la ciudad de Táchira. Sabían a qué atenerse, porque conocen el régimen. Pero tal vez no habían previsto que Maduro iría hasta oponer una represión y un discurso a la medida, no de una manifestación de estudiantes, como las hay en el fondo en muchos lugares del mundo, sino de una asonada militar.

De todas las amenazas, sin lugar a duda, para un tirano, el pronunciamiento de las fuerzas vivas de la república, de la rebeldía indomable, de aquellos que por su edad ni son corruptibles, ni abogan por intereses ajenos a los ideales propios a su edad, es la peor. No había ni “oligarcas”, ni fuerzas del algún “imperio”, el americano, el “urribista”, el español. Jóvenes venezolanos simplemente. En frente, el gobierno había dispuesto contra esos jóvenes desarmados sus fuerzas de seguridad disparando con balas reales. Hecho del cual las redes sociales en tiempo real brindan señera y dolorosa documentación.

Los “colectivos” armados

El régimen populista latinoamericano, como género político delincuencial, lleva demasiado tiempo repitiendo en bucle sus comportamientos moralmente viciados, como para no ser previsible. Sin sorpresa, para no comprometerse excedentemente, el régimen de Nicolás Maduro apeló a sus perros malos. Como en la Argentina de los Kirchner, el régimen tiene sus grupos de choque. Esas “patotas” en la jerga argentina, las cuales pueden ser “barrabravas” (grupos violentos del fútbol), punteros (grupos delincuenciales organizados por barrios y sirviendo a los caciques peronistas feudales), grupos político mafiosos como Quebracho o Túpac Amaru,  tienen su pendiente en Venezuela.  Esas brigadas se las evoca en el país caribeño como “Colectivos”. Son grupos armados, autorizados por el régimen a menudear drogas, a traficar armas, controlan barrios enteros, y han jurado fidelidad a Chávez y ahora a Nicolás Maduro. Según el Observatorio Venezolano de la Violencia, entre los más peligrosos están identificados los colectivos “La Piedrita”, “Montaraz”, “Simón Bolívar”, “Los Tupamaros” y “Alexis vive”.

La violencia, la falta de educación, el odio el resentimiento de los miembros de los colectivos, hombres y mujeres conforman un concentrado de fuerza bruta.  El 12 F, esos colectivos se coligaron con los uniformados de la policía y del ejército para acometer lo que mejor saben hacer: amedrentar, saquear, pegar. En las imágenes difundidas a través de las redes sociales se los reconoce inmediatamente, porque se destacan de entre los estudiantes. Cuerpos maduros, flácidos por la mala alimentación como consecuencia de los programas de desabastecimiento de los gobiernos neo-bolivarianos, armados, seguros de ellos.

A balas reales

Murieron tres personas.  Bassil Alejandro Dacosta murió de una bala en la cabeza en vivo y en directo. Habría cumplido 24 años el 7 de mayo que viene. Era estudiante de marketing. También murió Roberto Redman, otro estudiante, de 31 años. Las fuerzas de choque del régimen se cobraron por su parte un daño colateral. Murió Juan Montoya bajo fuego amigo, un miliciano de 40 años miembro del colectivo “23 de Enero”. De los tres muertos, fue el único homenajeado por el gobierno venezolano. Diosdado Cabello deploró la muerte de un “cuadro combatiente de la revolución”. ¿Que habría estado haciendo entre los estudiantes? Henrique Capriles manifestó a propósito de esos  “grupos paramilitares armados” que si “sacaron armas fue para utilizarlas”.

El tirano muere y su reino termina. El mártir muere y su reino comienza.” Sooren Kierkegaard.

Manifestación del apocamiento de las naciones democráticas de nuestro tiempo, veinticuatro horas después de la represión y de las muertes, y de las decenas de heridos y de arrestados, no se ha alzado ni una sola voz de protesta, por ningún Estado, ni por alguna organización multilateral. Sólo ONGs como Amnesty International o la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) han hecho conocer su repudio. En el caso de la SIP, específicamente, en relación a la censura de la cadena NTN24 que fue sacada del aire.

Teoría de la conspiración

Como siempre en esas circunstancias, se despierta el viejo fantasma de la conspiración, del golpe de estado. Ayer en una arenga, Maduro pidió a los países amigos que sean solidarios frente al supuesto intento de destituirlo. El gremio de los dirigentes autoritarios del continente enseguida respondió presente. Como se podía prever, la presidenta Cristina Fernández, un Maduro en versión femenina, aportó un contundente sostén dentro del mismo registro retórico. El canciller del estado “Pluricultural de Bolivia”, David Choquehuana por su parte se arropo de la toga de Catón para manifestar su “rechazo a toda aventura golpista”.

pajaro_msn-672xXx80[1]El primer objeto de la ira de Maduro fue Leopoldo López (42 años). Opositor, jefe de fila del partido Voluntad Popular, López se encuentra ahora mismo en paradero desconocido. Es intensamente buscado por los esbirros del “Pajaritico”. López encarna todo lo que un populista odia y odiara. Véase el currículo de todos los populistas de todos los tiempos, siempre han sido enemigos de los lugares del saber. Los países que gobiernan están a la imagen de los límites técnicos e intelectuales de quienes tan poco están preparados para gobernar. Al opuesto, López tiene un recorrido académico en varias universidades, entre otras en Harvard.  Para colmo es descendiente directo de la sobrina de Simón Bolívar. En su hoja de vida figuran el Premio de la Libertad de la Fundación Milton Friedman y otro otorgado por Transparency Internacional en 2008. Esas eximias recomendaciones le valieron ser objeto de una inhabilitación política por parte de Chávez que corre hasta hoy, aunque la Corte Interamericana de los Derechos Humanos le haya dado razón en 2011 en contra del régimen. Fue alcalde de la ciudad de Chacao de 2000 a 2008. El ex embajador y consultor político Fernando Gerbassi es el otro “conspirador” venido a  sumarse a las tres personalidades contra quienes fueron emitidas órdenes de captura. El tercero es el vicealmirante Iván Carratu, considerado por Maduro como el “autor intelectual” de la manifestación.

La juventud le baja el pulgar al populismo

Las grandes plazas de las principales ciudades de Venezuela se encuentran en estado de violenta conmoción con presencia de tanques cuadrillando las zonas más estratégicas. Un gobierno  enfrentado a las fuerzas vivas de la nación es un muerto vivo. Esa agonía podrá mantenerse un tiempo, pero no ha habido un gobierno que haya podido sobrevivir a la bajada de pulgar de los estudiantes. Ésta no es la primera manifestación de estudiantes en la Venezuela chavista. En 2007, las manifestaciones de estudiantes entonces lideradas por Yon Goicoechea habían logrado reportar la reforma de la Constitución que apostaba a otorgar presidencia perpetua a Hugo Chávez. Ni siquiera la potente República Popular China pudo contra los estudiantes de Tian’anmen en 1989. Cierto, la represión acabó con la resiliencia de los estudiantes chinos, pero el régimen no pudo no proceder a aquellas reformas substanciales hacia más apertura. Ni la represión, ni la masa oclocrática y sus grupos de choque, adulada por la barbarie del tirano, genera alimentos, energía, cultura, desarrollo. Los estudiantes son el futuro del cual vivirán los represores de hoy y sus hijos y, de alguna forma, los muertos del 12 de febrero son los clavos del ataúd de esta forma de populismo.



Categorías:Latin America

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: