Hacia el fin de la guerra fría con Irán

Teresita Dussart (C) El acuerdo firmado en Ginebra ayer en altas horas de la noche marca el fin de treinta y cuatro años de casi total desconexión diplomática entre Irán y Estados Unidos y de profunda desconfianza entre los países occidentales y el estado persa. Alemania hizo a lo largo de estas tres décadas figura de outsider, al haber mantenido el teléfono rojo más activo que cualquier otra nación atlantista o asociada. Francia en cuanto a ella, en menor medida, mantuvo un hilo tecnológico y económico.

El acuerdo firmado entre el grupo denominado 5+1 (miembros del Consejo de Seguridad más Alemania) no es definitorio. Abre una fase probatoria de seis meses, durante la cual el estado teocrático deberá someterse a una serie de concesiones acordadas a su actual programa nuclear.  Las más llamativas son 1) La reducción de su programa de enriquecimiento de uranio a 5% y suspensión del uranio enriquecido a 20%. 2) La reducción de la mitad de las actividades en el sitio de Natanz, de tres cuarto de las actividades en la planta de Fordow  y el cierre total del reactor nuclear del complejo de Arak. 3) El sometimiento a visitas diarias por parte de la Agencia Internacional de Energía Atómica a las plantas de Natanz y Fordow.  4) La creación de una comisión conjunta entre la AIEA y el grupo de los estados que integran el 5+1.

Por parte de los iraníes el honor está a salvo. El acuerdo, muy buscado, abre sobre un levantamiento condicional de las sanciones más perjudiciales a la economía iraní, pero para lógralo se debía soslayar las minas antipersonales sembradas por la franja más conservadora, de la cual la prensa afín a los Pasdaran dio ampliamente cuenta. Parte del establishment que vivió sus mejores horas durante el gobierno de Mahmud Ahmadinejad estaba opuesto a toda concesión. Para ser aceptado,  el acuerdo taxativamente tenía que venir surtido del reconocimiento internacional del derecho a producir energía nuclear civil, es decir, con un nivel de enriquecimiento. El presidente Hassan Rouhani, tiene en la vereda conservadora un enemigo al acecho que no espera sino la primera ocasión de condenarlo por débil y por traidor. Era fundamental que su canciller, el diplomático de carrera Javad Zarif, logre ponderar un cierre que no sea interpretado como el del consentimiento total a las exigencias de Occidente. De hecho, se sabía que Estados Unidos,  ya no acampaba sobre la postura absolutista del cierre en bloque del programa nuclear iraní desde la declaración de Barack Obama ante la última asamblea general de Naciones Unidas reconociendo el derecho de los iraníes al nuclear doméstico. Al final el punto de embate se trasladó al nivel de enriquecimiento y sobre los criterios centrados en el control de las centrales nucleares. .

El levantamiento de sanciones es parcial. Cubre el sector automotor, petroquímico, oro y metales preciosos. Sería pleno, solo al fin de la fase probatoria de seis meses. En caso de no cumplimiento por parte iraní, se impondrían de vuelta las sanciones y se reforzarían. Aun con esas restricciones, cambian desde ahora en adelante radicalmente las perspectivas económicas iraníes y las de los inversores extranjeros. Es difícil evaluar la cantidad de divisas que entrarían en Irán. Es una suerte de reapertura al mercado global y queda por ver cómo Irán, que cuenta con una posición de líder en el sector de la energía fósil y gasífera (cuarto productor mundial de petróleo y segundo de gas), proveerá a transformar la situación a su ventaja.

Sin lugar a dudas es el principio del fin de una crisis que solo esperaba el recambio de guardia presidencial en Irán. Si para los iraníes el efecto más impactante de este acuerdo provisorio será de índole económica, para el mundo marca el retorno paulatino pero seguro de Irán, pueblo occidental en su quintaesencia, cuna de las naciones indoeuropeas, en el escenario internacional. Los más vivos opositores son en Israel, Benjamín Netanyahu, que hizo saber que el acuerdo constituía “un error histórico”, y en los acaudalados países del golfo, singularmente Arabia Saudita, que ven en el estado persa el enemigo por antonomasia. Desde ese frente no se ha oído aun ningún comentario ni a favor ni en desfavor. Irán es recurrentemente y silenciosamente el país victima por excelencia del terrorismo sunní, aquel financiado, amparado o consentido según sus blancos por las petromonarquías del golfo, las cuales veían de un buen ojo el estado de relegación de Irán. Un estado de relegación en el cual Irán se colocó solo, en buena parte, sin que nadie lo empuje, por sus actos, sus dichos y sus infaustas prácticas en materia humanitaria. Pero de la cual fueron también desaprovechadas numerosas ocasiones de distensión durante las presidencias de Hachemí Rafsandjani y Muhammad Khatami.

Una de las temáticas sobre las cuales se habrá de contar con la voz de Irán en el inmediato futuro será Siria, naturalmente. La conferencia Ginebra II ha sido reportada de nuevo a Calandrias Griegas a mediados de 2014, pero ya es más acertado pensar que Irán será parte de la task force. Afganistán, de donde se retiran las tropas americanas en 2014, dando lugar a un rol de gendarme más importante a la republica iraní, las repúblicas bajo influencia turca, y Asia Central por lo general. El acuerdo por provisorio que sea, es algo de comparable en el cambio de paradigma global, salvando las distancias, a la visita de Richard Nixon en 1972 a China, el comunicado de Shanghái y la “normalización” que resulto del apriete de manos con su par Mao Zedong.

Teresita Dussart. Todos derechos reservados.

Sobre este mismo tema en este portal:

Irán explicado para los tontos

Hassan Rouhani, el hombre del miedo



Categorías:Irán

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: